5 calas para disfrutar en la Costa Brava

Costa BravaLa Costa Brava es el hogar de los caminos de ronda, de lujosos restaurantes galardonados con el distintivo de “Estrella Michelín” y de pueblitos donde la arquitectura popular enamora a primera vista. A todo esto habría que sumarle la gran cantidad de atractivos naturales que rodean este litoral, por lo que yo quiero animaros a daros un chapuzón en algunas de sus muchas calas, pequeños rincones generalmente poco transitados donde se respira un ambiente más salvaje y que casi siempre se encuentran fuera de entornos urbanos. Así que este año además de disfrutar de clásicas playas largas de arena fina, nos haremos íntimos de las calas, donde las rocas y las piedras serán nuestros mejores aliados.

Este es un destino ideal para disfrutar de unas estupendas vacaciones, así que coged un vehículo, poned la música a todo trapo y conducid hasta llegar a cualquiera de los maravillosos destinos de la provincia de Girona que os propongo. ¿Estáis preparados?

Cala Aigua Xelida, Tamariu

Cala Aigua Xelida, Tamariu

Cala Aigua Xelida, Tamariu

Al norte del municipio de Tamariu nos encontramos con la Cala Aigua Xelida, una playita de unos 13 metros de ancho y rodeada de piedras y pinos, ideal para gente que busca un ambiente tranquilo y poco masificado. Para acceder a ella tenéis que bajar unas escaleras que os llevarán directamente a la arena, desde donde podéis tomar unas fotos con un fondo espectacular.

Cala Rustella, Roses

Cala Rustella, Roses

Cala Rustella, Roses

La Cala Rustella está en una zona aislada del entorno urbano de Roses a la que se accede bajando por un camino y finalmente por unas escaleras situadas en pleno campo, así que os recomiendo un calzado cómodo para hacer este trayecto.

Una vez abajo os encontraréis con una cala totalmente virgen bordeada por pinos y formada por arena y piedras gruesas que os invitarán a tomar un baño en sus aguas color turquesa, cuyo fondo es muy apreciado por los amantes del submarinismo y snorkel. Si eres aficionado a la fotografía debes saber que en su bahía suelen atracar pequeñas embarcaciones que convertirán este fondo en una bonita postal para el recuerdo.

Cala Aiguablava, Begur

Cala Aiguablava, Begur

Cala Aiguablava, Begur

En el término municipal de Begur se sitúa Cala Aiguablava, cuyo tamaño es superior a las calas anteriores. En este caso está formada por una arena fina de color claro acompañada de aguas cristalinas de poca profundidad, un paraíso soñado. A pesar de encontrarse en un entorno natural, cuenta con restaurantes, servicio de duchas y un gran parking a su entrada. Si sois amantes de los deportes náuticos, tomad nota de que aquí podréis alquilar equipos de buceo y kayaks para navegar por su bahía.

Cala Bramant, Llançà

Cala Bramant, Llançà

Cala Bramant, Llançà

Entre las localidades de Llançà y Colera, casi en la frontera con Francia, se ubica Cala Bramant, que se presenta ante vosotros en forma de concha. Está flanqueada por grandes rocas y una pared que emulan un pequeño acantilado, y además cuenta con una arena gruesa que se ve cubierta por la marea cuando el viento sopla fuerte.

En los días tranquilos podréis descansar en una pequeña zona de arena, aunque si queréis un poco de aventura podéis saltar desde las piedras de los lados, que ofrecen unas buenas vistas. Cala Bramant alberga un fondo marino muy atractivo para los amantes del snorkel y el submarinismo, así que recordad echar vuestro equipamiento a la maleta.

Cala Bona, Tossa de Mar

Una vez más entre grandes rocas y pinares, hacia el norte de Tossa de Mar, tenemos Cala Bona, una minúscula cala cuya actividad principal es el snorkel. Su acceso se hace también por un camino de tierra, o si sois unos afortunados, podréis hacerlo por mar.

Gracias a las pocas visitas que recibe y a la tranquilidad de sus aguas podréis disfrutar de un baño casi privado en este trocito del Mar Mediterráneo. Además, os cuento que en las inmediaciones hay un chiringuito donde tenéis la opción de probar algún producto del mar con unas vistas, que mucho me temo, ¡son un PARAÍSO!

Este es solo un pequeño aperitivo marítimo de los bellos lugares que podéis encontrar a lo largo de la Costa Brava, ¿conocéis más? ¡Contádnoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada