Las fiestas del orgullo: Mucho más que carrozas, plumas y diversión

Fiestas del Orgullo Gay

Cuando pensamos en las Fiestas del Orgullo Gay inmediatamente nos vienen a la cabeza imágenes asociadas a la diversión y, por qué no decirlo, cierto exceso: carreras en tacones, elección de Mr. Gay España, cientos de miles de personas por la calle, fiestas que duran hasta la mañana siguiente en la que se dan cita los cuerpos más trabajados en el gimnasio, y una marcha reivindicativa que no escapa tampoco al espíritu festivo por lo colorido de sus carrozas y la música que la acompaña.

Sin embargo, y a pesar de que nuestro país está a la cabeza en cuanto a avances en materia de igualdad del colectivo LGTBI, aún queda mucho por hacer y por lo que luchar. Pero comencemos por el principio. ¿Cuál es el origen de estas celebraciones?

El origen de la celebración del Orgullo Gay

Todo se remonta al 28 de junio de 1969 en el barrio neoyorquino de Greenwich Village. La madrugada de aquel día, la policía llevó a cabo una de sus habituales redadas en un bar frecuentado por la comunidad gay de la zona, el Stonewall Inn, que se les fue de las manos. Harta del continuo acoso al que se veía sometida – la homosexualidad estaba penada por ley en todo Estados Unidos excepto en Illinois, y podía llevar emparejada desde la cárcel hasta la castración y sesiones de lobotomía -, ese día la comunidad homosexual estalló y se reveló de forma violenta, algo que se prolongó durante varios días. Pronto se crearon diversas asociaciones de activistas para conseguir el respeto de la sociedad hacia el colectivo, y exactamente un año después tuvieron lugar las primeras Marchas del Orgullo Gay en Nueva York y Los Ángeles. Con el tiempo, estas marchas se fueron extendiendo por todo el país y superaron sus fronteras para, hoy en día, llegar a casi todos los países del mundo.

Greenwich Village NYC Gay St.

Greenwich Village NYC Gay St.

Desde entonces, en este casi medio siglo se han producido importantes avances. Así, además de en España, en otros 24 países está reconocido el matrimonio entre personas del mismo sexo, entre los que se encuentran no sólo varios de nuestros vecinos europeos, sino también de América, África – de momento, sólo Sudáfrica -, Oceanía y, próximamente, Asia -Taiwán -. En otros muchos, existe la figura de la Unión Civil que, dependiendo de cada caso, otorga derechos más o menos similares. Y en la mayoría del resto, en los que no existe una legislación específica al respecto, la situación de la comunidad LGTBI depende de su grado de desarrollo en materia de derechos y libertades civiles, con grandes diferencias entre las zonas rurales y urbanas – algo que, de todas formas, se repite también en países como el nuestro.

También existen aún países en los que los derechos de los homosexuales se ven cercenados, como en Rusia, donde tienen prohibida su reunión. En otros hay penas de cárcel, que pueden llegar a cadenas perpetuas, como en India o Pakistán, entre otros -. Y algunos aplican castigos físicos o incluso la pena de muerte, como por ejemplo en Irán o Arabia Saudí.

Es precisamente por todas estas personas que son discriminadas por su condición sexual que se siguen celebrando las Marchas del Orgullo Gay. Hay quien se pregunta por qué tiene que existir un Día Internacional del Orgullo LGTBI cuando no lo hay del “orgullo heterosexual”. La respuesta es obvia: a nadie se le puede meter en la cárcel, condenar a sufrir latigazos o a morir en la horca por el simple hecho de ser “hetero”. Que las plumas, la fiesta y las lentejuelas no nos distraigan de lo que realmente se conmemora cada año el 29 de junio, porque aún hay demasiadas personas en el mundo que no pueden celebrarlo en libertad.

Y recordemos que, además de los actos más lúdicos que tienen lugar en las celebraciones del Orgullo por todo el mundo, existen toda una serie de programas de actividades que incluyen exposiciones, charlas y conferencias, cine y teatro, y un largo etcétera. Porque la fiesta no está reñida con la reivindicación y la cultura.

Celebraciones del día del Orgullo gay en el Mundo

Celebraciones del Orgullo Gay en San Francisco

Celebraciones del Orgullo Gay en San Francisco

Rojo: San Francisco

Para muchos la capital LGTB mundial, San Francisco y su Barrio de Castro tienen una curiosa forma de celebrar el Orgullo. Y es que cada grupo de la comunidad (gays, lesbianas, transexuales, bisexuales, etc.) desfilan por Market Street con sus propias reivindicaciones. ¡Tendrás que madrugar para coger sitio!

El haber aparecido tantas veces en la gran pantalla hace fácilmente reconocibles los principales iconos de la ciudad: el Golden Gate (cruzarlo en bicicleta y llegar a Sausalito para ver sus casas flotantes es muy divertido), Alcatraz, la Pirámide Transamérica, los tranvías de madera recorriendo sus empinadas calles (entre las que destaca Lombard Street, aunque por ella no transiten aquéllos), los leones marinos del Pier 39 en Fisherman’s Wharf, o Chinatown (el más antiguo de Norteamérica y con la mayor comunidad china fuera de Asia). Te recomiendo dos lugares para disfrutar de magníficas vistas de la ciudad: el Álamo Square Park (con las famosas casas de estilo victoriano conocidas como “Painted Ladies” en primer término) y las colinas de Twin Peaks.

Otras celebraciones interesantes en Norte América son las que tienen lugar en Nueva York, Los Ángeles y Toronto.

 

Naranja: Ámsterdam

Celebraciones del Orgullo Gay en Amsterdam

Celebraciones del Orgullo Gay en Amsterdam

En Europa son numerosas las ciudades que celebran el Orgullo con grandes fiestas muy divertidas: Berlín, Londres, París, Barcelona, Copenhague,… Pero puestos a elegir, quizás la más llamativa sea Ámsterdam. Y es que, que la “marcha” discurra por los canales de la ciudad es todo un puntazo.

La “Venecia del Norte” (aunque este título se lo disputan varias ciudades) está considerada una de las más liberales del mundo, algo que se percibe en sus calles (con los famosos Coffee Shops y el Barrio Rojo). Pero también es un importante centro cultural, con museos de primer orden como el Rijksmuseum, del Museo de la Casa de Rembrandt o el Museo Van Gogh. La ciudad de las bicis (tienen preferencia incluso frente a los peatones) ofrece también otros lugares destacados como la Casa de Ana Frank, el edificio de la Estación Central… ¡y la Fábrica de Heineken!

 

Amarillo: Ciudad de México

La ciudad más poblada del continente americano no podría elegir otro emplazamiento para celebrar su Orgullo que el famoso Zócalo. Su marcha principal reúne a medio millón de personas, que terminan la fiesta con un concierto de un artista cuyo nombre se mantiene en secreto hasta el último momento.

Celebraciones del Orgullo Gay en Mexico en la Plaza del Zócalo

Celebraciones del Orgullo Gay en México

Ya que estás en la Plaza de la Constitución (el nombre oficial del Zócalo) no dejes de admirar la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento y el Edificio del Gobierno. Esta plaza forma parte del Centro Histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pero no te quedes ahí, porque la capital mexicana tiene mucho más que ofrecer: el Ángel de la Independencia, las áreas de Reforma, Polanco y la Zona Rosa , el Castillo de Chapultepec, el Palacio de Bellas Artes, Coyoacán, la Basílica de Guadalupe, el Museo Nacional de Antropología (uno de los más importantes de América), y un larguísimo etcétera. ¡Por no mencionar su comida y los margaritas! Y, ya que cruzas el charco, a poco más de 2 horas de avión tienes la Riviera Maya, con sus magníficas playas y ruinas mayas.

También está tomando fuerza el Orgullo de Guadalajara.

 

Verde: Sao Paulo

Celebraciones del Orgullo Gay en Brasil Rio y Sao Paulo

Celebraciones del Orgullo Gay en Brasil

El “Orgullo más grande del mundo”. No, no sólo es una declaración de intenciones. Es que así está recogido en el Libro Guinness de los Récords por ser el más multitudinario a nivel mundial. Disfraces, carrozas, bailes en las calles que nos recuerdan a los mismísimos Carnavales de Río de Janeiro.

El centro financiero de Brasil (uno de los principales de Sudamérica), es también la ciudad con mayor población de habla portuguesa del mundo. Quizás no sea tan llamativa como Río (un vuelo de algo más de 1 hora te llevará directo a las playas de Copacabana), pero no está nada mal para el turismo de shopping, con la Avenida Paulista y la Calle Oscar Freire a la cabeza.

 

Celebraciones del Orgullo Gay en Brasil

Celebraciones del Orgullo Gay en Tel Aviv

Cian: Tel Aviv

Tel Aviv es uno de los principales destinos LGTB del mundo, y la única ciudad de Medio Oriente en la que la comunidad homosexual puede celebrar su Orgullo sin ningún temor. Sus fiestas son cada vez más conocidas en España… Basta darse una vuelta por Instagram durante su celebración para comprobarlo.

Además de buenas playas siempre concurridas (y es que, su privilegiado clima ayuda mucho), Tel Aviv ofrece una animada vida nocturna y un interesante panorama cultural – cuenta, por ejemplo, con más edificios de estilo Bauhaus que cualquier ciudad alemana, y la Ciudad Blanca está considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco -. Y si te tienes un lado espiritual o histórico muy desarrollado, estás en el país ideal para profundizar en él: estás en Tierra Santa. Jerusalén, Belén, Nazaret, Masada y el Mar Muerto, Haifa, el Mar de Galilea,… te aguardan. Consejo: Por más que te insistan, puedes ahorrarte la visita a Eilat.

 

Celebraciones del Orgullo Gay en Sydney

Celebraciones del Orgullo Gay en Sydney

Azul: Sydney

Si antes mencionaba el más multitudinario, el Orgullo de Sydney es el de mayor duración: conocido como Sydney Gay & Lesbian Mardi Gras, dura 3 semanas completas. Obviamente, si dura tanto tiempo es porque ofrece un completísimo programa de eventos y actividades. Y lo bueno es que, como se celebra en Marzo (el verano austral), es un buen destino para huir del frío europeo.

Quién iba a decir que lo que empezó siendo una colonia penitenciaria a la que Inglaterra desterraba a sus presos más peligrosos, acabaría siendo la ciudad más poblada de Oceanía, una de las más caras y con mayor calidad de vida, y de las más cosmopolitas del mundo. La Ópera de Sydney (Patrimonio de la Humanidad por la Unesco) y el Sydney Harbour Bridge son iconos que todos tenemos en la retina. Pero no puedes perderte tampoco otros lugares de interés como la Casa del Almirantazgo, The Rocks (el barrio más antiguo de la ciudad), Chinatown, el Barrio de Paddington y su mercado de los sábados, los restaurantes del Darling Harbour, o las magníficas playas de Manly y Bondi.

 

Celebraciones del orgullo gay en Taipei

Celebraciones del orgullo gay en Taipei

Violeta: Taipéi

La capital taiwanesa, Taipei,  pasa por ser una de las sociedades más abiertas de Asia, y por ello a su Orgullo acuden numerosos japoneses, coreanos, tailandeses,…  Se espera que pronto se apruebe una Ley que permita el matrimonio entre personas del mismo sexo, así que seguramente ésta sea una de las principales consignas en la marcha principal.

Como en otras ciudades asiáticas, en Taipei conviven en perfecta armonía el pasado más tradicional con el presente más futurista: el Templo Longshan, con tres siglos de antigüedad contrasta con el Edificio Taipei 101 que, con sus más de 500 metros de altura, durante 6 años (2003-2009) fue el rascacielos más alto del mundo. Tus ansias culturales se verán colmadas en el Museo Nacional del Palacio (¡cuenta con casi 700.000 piezas en exhibición!), mientras que si prefieres los entornos naturales, los jardines, aguas termales y paisajes volcánicos del Parque Nacional Yangmingshan te dejarán plenamente satisfecho.

¿Sueles participar en las fiestas del Orgullo en tu ciudad? Nos gustaría que nos contaras como son:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada