Costa Cálida Región de Murcia, te hace feliz

Panorámica playa de Murcia

Estamos en ese momento del año en el que está permitido sentarse a soñar con las vacaciones de verano. Tumbarnos en playas paradisíacas, practicar los deportes náuticos más divertidos, descubrir un tesoro oculto en las profundidades marinas, chuparnos los dedos con la gastronomía local y acabar el día en un concierto. Suena bien, ¿eh? Pues sólo es el anticipo de todo lo que puedes encontrar este verano en la Región de Murcia.

La Región de Murcia es de color…

playas-de-murcia

La playa de los Cocedores de Águilas

Azul. El principal atractivo turístico de la Región son sus playas. Busques la que busques, en la Costa Cálida encontrarás: playas de arena fina, calas escondidas, playas para mascotas, nudistas o deportivas… sólo tienes que elegir una actividad y buscar dónde practicarla.

Desde Calarreona a San Pedro del Pinatar, pasando por Calnegre, Bolnuevo, Calblanque, o La Manga, en la Región de Murcia tienes 252 kilómetros de costa para hacer prácticamente cualquier deporte acuático que puedas imaginar. Y como bonus extra, los 170 km cuadrados del Mar Menor, cuyas aguas tranquilas son el escenario ideal para deportes como vela, kite-surf, catamarán o paddlesurf.

Si lo visitas con foráneos, no te dejes engañar cuando entren al agua y se pongan de rodillas. Tendrás que andar muchos metros hacia dentro para conseguir que el agua te cubra todo el cuerpo. También tienes playas donde perderte y escapar de las zonas más turísticas. Por ejemplo, desde playa de la Ensenada de la Fuente hasta la Galera, en Águilas, tienes un conjunto de calas donde pasar un día tranquilo. Por supuesto, no podíamos dejar de mencionar la playa de Calblanque en Cartagena, con sus dunas fósiles, su arena dorada y su entorno salvaje.

Se trata de un Parque Natural al que podrás acceder solo en autobuses habilitados para la ocasión o a pie. Merecerá la pena el paseo una vez que llegues a tu destino. Te lo garantizamos.

Tampoco puedes perderte la playa de Percheles, en Mazarrón o Las Salinas, en San Pedro del Pinatar, también muy tranquilas, pero con un acceso mucho más fácil.

La Región de Murcia es uno de los grandes destinos de buceo del Mediterráneo, donde seguro encontrarás tranquilidad es en las profundidades de cualquiera de las cuatro zonas de buceo de la Costa Cálida: Águilas, Mazarrón, y las reservas marinas de Cartagena- La Azohía- Cabo Tiñoso, y Cabo de Palos- Islas Hormigas. Sus centros de buceo oficiales te ofrecen bautismos, cursos de buceo e inmersiones para descubrir cuevas, grietas submarinas y barcos hundidos.

Lo bueno del clima murciano es que, si quieres iniciarte en este deporte de inmersión, puedes hacerlo en cualquier época del año. ¡En la Región de Murcia siempre es verano!

Si eres un buceador experto, podrás moverte entre los restos de pecios como El Montoya, El Sable y Hermanos Mayor, que se encuentran a una profundidad de 40 metros. Y si no lo eres, en la Cueva de la Virgen podrás

Esnórquel en Cabo de Palos

ver parte de una avioneta y los barcos Ana María y Nueva Mi Teresa. Sea cual sea tu nivel, no puedes marcharte de allí sin visitar El Jardín, un lugar ideal para observar dentones, pulpos, morenas y congrios.

La Cala del Faro de Mazarrón es un destino perfecto para aquellos que van a iniciarse en el buceo este verano. A una profundidad de entre 2 y 9 metros podrás ver una extensa pradera de posidonia poblada por serranos, platijas, castañuelas y pulpos.

La Costa Cálida cuenta además con dos reservas marinas. Siguiendo nuestro recorrido, la primera de ellas es la de Cartagena- La Azohía. Allí podrás sumergirte en la cueva del Lago, que es apta para todos los niveles, la cueva Neptuno, o en la cueva de la de la Virgen, que esconde en su interior una curiosa laguna. En esta reserva también se encuentran las maravillosas Siete Colinas, un conjunto de crestas a una profundidad de entre 10 y 30 metros y que no te puedes perder.

Por último, en la reserva de Cabo de Palos – Islas Hormigas podrás ver arrecifes y barcos hundidos como el Isla Gomera, el Stanfield o el impresionante Sirio, el transatlántico italiano que naufragó en las aguas de Cabo de Palos y que hoy puedes ver en la zona del ‘bajo de fuera’.

Si el deporte no es lo tuyo y lo que quieres es pasar el día en un acogedor pueblo de pescadores con todos los servicios (incluidos los chiringuitos) a un paso de tu sombrilla, la playa de la Puntica (San Pedro del Pinatar), la playa de Colón (San Javier), o la playa del Espejo (Los Alcázares) te están esperando.

La Región de Murcia sabe a…

Caldero-murciano

Caldero murciano

Y hablando de chiringuitos, tal vez vayas a la Región de Murcia por sus playas. Pero tras degustar algunos de los platos típicos de la zona, querrás quedarte por su comida. La oferta gastronómica de la Región es una de las más completas de todo el país (por algo la llaman la Región de los 1.001 sabores).

Seguro que ya has oído hablar de las famosas marineras o los pasteles de carne, pero ha llegado el momento de traspasar la barrera y dejarte conquistar por una cocina que apuesta por la vanguardia sin perder de vista los platos más tradicionales.

Si tu destino está en la costa, no puedes irte sin probar un caldero a orillas del mar. En cualquier otra parte el caldero sabe bien; a orillas del mar, es excepcional: arroz, pescado, la ñora o pimiento de bola, ali-oli… y brisa marina, como si fuera un ingrediente más.

También te emocionarán los salazones (hueva, mojama y bonito), servidos con tomate y almendras fritas, o las sardinas y langostinos del Mar Menor.

Según nos adentramos en la Región, cobran fuerza los platos elaborados con productos típicos de la huerta como los michirones, la ensalada murciana, la olla gitana, el arroz y habichuelas o el zarangollo, y platos contundentes a base de carne y embutidos: cocido con pelotas, morcillas, morcón, o cualquier plato que incluya chato murciano. Y si llueve (si tienes la suerte de presenciarlo, porque la Región de Murcia tiene una media de 300 días de sol al año), lo típico es poner migas en la mesa como plato principal.

Para acompañar estas exquisiteces, no dudes en elegir vino. La Región de Murcia cuenta con nada menos que tres denominaciones de origen, Yecla, Bullas y Jumilla, que han conseguido situar algunos de sus vinos en la prestigiosa Guía Peñín, y que están haciendo un importante esfuerzo de exportación para llevar a restaurantes de todo el mundo caldos elaborados con variedades autóctonas. Si tienes tiempo, te recomendamos que realices alguna de sus tres rutas del vino certificadas por ACEVIN y visites alguna de sus bodegas y te dejes envolver por la magia de la elaboración del vino, un proceso que después de varios siglos aún conserva la esencia de una tradición artesanal.

Paparajotes-comida-Murcia

Paparajotes, plato tradicional murciano

Si después del primer y segundo plato aún tienes hueco para el postre, es casi obligatorio que pruebes los paparajotes, un dulce típico huertano que esconde en su interior una hoja de limón. Te digan lo que te digan, haznos caso: la hoja no se come. Tampoco puedes dejar de probar el tocino de cielo, las yemas de Caravaca o los postres hechos con merengue y hojaldre como cuernos, tornillos o milhojas.

Y ahora llega el café: con leche, cortado, manchado… Todo eso está muy bien, pero tú lo que necesitas es un asiático. Esta bebida, famosa entre los pescadores de Cartagena, empezó a hacerse popular en los años 40 gracias a Pedro Conesa Ortega, que empezó a servirla en el Bar Pedrín de El Albujón (Cartagena). Está preparada con leche condensada, coñac, Licor 43 (también elaborado en Cartagena), café, canela, una corteza de limón y algunos granos de café como decoración. Si te fijas bien mientras lo preparan, verás que las cantidades no se calculan “a ojo”, sino que vienen marcadas por la propia copa en la que se sirve.

La Región de Murcia suena a…

Teatro Romano de Cartagena

24 ediciones avalan a La Mar de Músicas, un festival que cada verano atrae a miles de personas a Cartagena.

El festival se desarrolla en diferentes puntos de la ciudad, pasando por auditorios, parques y plazas, y algunas de las actuaciones más importantes se desarrollan en el Parque Torres, un anfiteatro pegado al Teatro Romano de Cartagena con unas vistas preciosas de la zona. En la programación de este año podemos encontrar nombres y estilos tan diferentes como Salvador Sobral (ganador de Eurovisión 2017), Morcheeba, La M.O.D.A., The Savage Rose o Texas. Además, también es muy interesante la programación paralela al festival y que incluye cine, exposiciones de arte, charlas sobre literatura y actividades infantiles.

Otro festival que también golpea fuerte es el Festival de Jazz de San Javier, que este año celebra su XXII edición. Aunque sus principales conciertos son en el auditorio al aire libre del Parque Almansa (ideal para las noches de verano), también lleva parte de su programación a la calle e incluso hasta la misma orilla de la playa de La Ribera, situada a poco más de tres kilómetros del centro de San Javier.

Aunque si hablamos de festivales veteranos, ninguno acumula tanta solera como el Cante de las Minas de La Unión, que ya va por su edición número LVIII. Cada mes de agosto, la Catedral del Cante (antiguo edificio del Mercado) se convierte en la capital internacional del flamenco con un escenario por el que han pasado las figuras más reconocidas de la guitarra, el cante y la danza, como Camarón de la Isla, José Mercé, Estrella Morente, Diego el Cigala o Sara Baras.

Y ojo, no hemos puesto ni la mitad de lo que puedes hacer en la Costa Cálida – Región de Murcia este verano. ¿Aún sigues pensando que la Región de Murcia no tiene nada que ofrecerte?

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada