Desde Rusia con amor: Moscú

Matrioskas rusas

Cuando pensamos en Rusia resulta difícil escaparse de los muchos tópicos que tenemos en la cabeza, la mayor parte de ellos con la clara influencia de las películas de Hollywood: país comunista y gris lleno de espías. Pero nada más lejos de la realidad; hoy en día Rusia es un país moderno que merece la pena conocer, no sólo por su rico patrimonio histórico y cultural, huella del paso de hunos, tártaros, vikingos, mongoles, Zares, Bolcheviques,… sino también por sus increíbles paisajes.

Dos de sus ciudades, Moscú y San Petersburgo, destacan por encima de todas. Ambas han sido trascendentales en la Historia de nuestro viejo continente, y actualmente ocupan un lugar muy importante en la economía mundial. Veamos cuáles son los lugares que no nos podemos perder si visitamos la primera de ellas (la segunda será objeto de un futuro post).

Moscú es una ciudad enorme, de proporciones casi casi inhumanas. Sus avenidas principales son de tal amplitud que cuentan con túneles subterráneos para poder cruzar los hasta 14 carriles con los que cuentan. Afortunadamente también hay otras, como la Calle Arbat que, con 1 kilómetro peatonal, anima al paseo sosegado para disfrutar de una de las zonas más céntricas, comerciales  y con más Historia de la capital moscovita.

Aunque es una ciudad muy segura, en la que te podrás mover sin problema, deberás estar preparado para caminar grandes distancias. Por ello es muy recomendable usar el metro, que es además una obra de arte imprescindible en nuestro viaje, y que recibe el sobrenombre de “palacio subterráneo”.

Otra opción para visitar la ciudad es en barco por el Río Moscova, que pasa por los principales monumentos de la misma. Sin duda, una forma cómoda y diferente de descubrir esta maravillosa metrópoli.

 

La Plaza Roja

Panorámica de Moscú

Panorámica de Moscú

Emblema por excelencia no sólo de la ciudad sino de toda Rusia, es lugar de obligada visita en Moscú. La Plaza Roja está  considerada como el centro tanto de la ciudad como del país. En ella se encuentran algunos de los monumentos más importantes de la ciudad, de los que hablaremos después: el Kremlin, las Galerías GUM y la Catedral de Cristo el Salvador.

Originalmente, los edificios que enmarcaban la plaza eran de madera, pero ante el constante riesgo de incendios, finalmente adquirió su aspecto actual. Se ha utilizado para celebrar mercados, ceremonias públicas y proclamaciones, incluso para coronar a los Zares.

Su nombre, a diferencia de lo que cree la mayoría de la gente, no proviene del color rojo de los ladrillos de los edificios que la configuran, sino de la palabra rusa Красная, que en ruso moderno significa “roja”, pero que antiguamente significaba “bonita”. Te recomendamos visitarla tanto de día como de noche.

 

El Kremlin

El Kremlin, Moscú

El Kremlin, Moscú

Desde la época de la Unión Soviética es sede del Gobierno, es la “Casa Blanca” de Rusia.

Delimitada por la Muralla del Kremlin, en su interior encontramos cuatro palacios y cuatro catedrales. Destaca la Armería, donde se puede ver ropa de la época de los zares, coronas, carrozas y armaduras. Es recomendable ir a primera hora de la mañana, ya que hay un cupo de personas que pueden entrar al día.

La Catedral de la Dormición se convirtió en el principal templo religioso de Moscú, lugar donde los zares eran coronados. Lo más característico es su gran fachada de piedra caliza coronada por cinco cúpulas doradas. Por su parte, en la Catedral del Arcángel Miguel es donde los monarcas moscovitas, desde Iván Kalitá hasta Iván V, están enterrados.

 

Catedral de San Basilio

Catedral de San Basilio

Catedral de San Basilio

Situada en la Plaza Roja, pasa por ser una de las catedrales más bonitas del mundo, especialmente por sus particulares cúpulas con forma de bulbo, que conforman una de las estampas más fotografiadas del mundo. Cuenta con 8 capillas y una torre de unos 65 metros de altura.

La leyenda dice que el Zar Iván el Terrible dejó ciego al arquitecto Postnik Yákovlev para que no pudiera superar esta creación, aunque se cree que es una fabulación, ya que posteriormente participó en la construcción del Krenlim de Karzán.

 

 

Teatro Bolshoi

Teatro Bolshoi

Teatro Bolshoi

El Teatro Bolshoi es el teatro de ópera y ballet más importante de Rusia y uno de los más conocidos del mundo, maravilloso ejemplo de la arquitectura clásica nacional y auténtico emblema para el pueblo ruso. En Europa es el segundo más grande después de la Scala de Milán. A lo largo de la Historia ha contado con estrenos mundiales de obras tan prestigiosas y famosas como “El Lago de los Cisnes”, “El Cascanueces” o “Romeo y Julieta” en ballet, y óperas como “La vida del  Zar” o “La novia del Zar”.

Se pueden comprar las entradas por internet, pero en muchas ocasiones sale más económico en las taquillas del propio teatro, ya que ponen a la venta, a precios asequibles, las entradas sobrantes.

 

Galerías GUM

Galerías Gum

Galerías Gum

Creados en época de la Unión Soviética, se trata de los Grandes Almacenes más lujosos de la capital moscovita, que llegó a contar con 1.200 tiendas. El edificio, situado en la Plaza Roja, tiene una arquitectura muy característica que combina elementos de la época medieval rusa con una estructura de vidrio y acero más propia de la época victoriana.

Desde su inauguración actuó como centro comercial hasta que Stalin lo convirtió en un edificio de oficinas. Más tarde, tras la muerte de su esposa, lo utilizó como su mausoleo. Años después, recuperó su uso original y, con la caída de la Unión Soviética, fue privatizado y pasó a convertirse en una atracción turística más dentro del recorrido de la ciudad. De hecho, sus pasillos y tiendas suelen estar llenas de turistas.

 

Parque Gorki

Parque Gorki

Parque Gorki

Este parque se encuentra situado a lo largo del río Moscova, a unos 2 kilómetros del Kremlin. Su nombre proviene del famoso escritor soviético Máximo Gorki.

Está formado por unas 100 hectáreas de jardines, lagunas y zonas recreativas y de deporte. Es fácilmente accesible en metro desde el centro de la ciudad.

Como curiosidad te cuento que existe una banda de música rusa con el nombre del parque, y que la canción que representó a Rusia en el Festival de Eurovisión en 2008 – “Vodka” – menciona este parque.

 

 

Galería Tretyakov

Es una de las pinacotecas más importantes de Rusia. Su nombre es un homenaje al coleccionista Pablo Tretyakov, quién reunió una de las mejores colecciones de arte ruso.

En sus paredes cuelgan obras de artistas rusos como Fedotov, Vasnetsov, Rokotov o Kiprenski – éste último autor del famoso “Retrato de Alexander Pushkin” -. Además, cuenta con una gran colección de iconos ortodoxos rusos de la Edad Media y de los siglos XV al XIX.

 

Museo Bunker-42

Se trata de un bunker construido como refugio en el siglo XX por el temor de un ataque nuclear en plena Guerra Fría entre el bloque comunista y Occidente. Una visita al mismo nos permitirá conocer las truculentas historias de espías que tuvieron a la URSS como escenario durante ese periodo.

La capital rusa tiene mucho que ofrecer. ¡Anímate a descubrirlo!

Comparte con nosotros cuáles son tus lugares favoritos de Moscú si ya la has visitado, o cuáles serían los que más te gustaría visitar si no aún no lo has hecho pero te lo planteas como un próximo destino.

5 Comentarios

  1. En principio pensaba ir a San Petersburgo, pero al ser totalmente nueva, se parece a Praga. Moscú es más auténtica. Quedé maravillada. Recomiendo la visita. Y podría agregar muchas cosas más al artículos y consejos. Feliz viaje……. EL AÑO PRÓXIMO 😟🤔. Este no creo que lo puedan visitar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada