Destinos donde no se celebra la Navidad

 

Templo del loto, Nueva Delhi

Se acercan las Navidades y con ellas llegan los villancicos, las reuniones familiares y de amigos, el árbol de Navidad y los adornos,… Si eres un poco “Grinch” y este año no te apetece sentir el “espíritu navideño”, te recomendamos tres destinos únicos donde poder escaparte de viaje, para aprovechar esos días libres al máximo y, lo más importante, huir de la Navidad.

Emiratos Árabes

Al ser un país árabe de mayoría musulmana, no se celebra la Navidad. Además, su situación geográfica permite huir también del frio invierno europeo.

Se trata de un destino asociado al lujo cada vez más solicitado por los viajeros de todo el mundo. Como curiosidad te cuento que en la ciudad de Dubai el 60% de sus hoteles son de 5 estrellas o más. Sin duda alguna, entre ellos destaca el Hotel Burj Al Arab, auténtico icono de la ciudad hasta la construcción de la Torre Burj Khalifa – el rascacielos más alto del mundo con más de 800 metros de altura -. Fue el primero y es el más importante de los hoteles de 7 estrellas del mundo. Aunque en teoría sólo puede visitarse si se está alojado en él, existe una opción para poder disfrutar de esta maravilla arquitectónica: reservar la hora del té por la tarde o bien una cena en alguno de sus famosos restaurantes.

Burj Al Arab Jumeirah

Burj Al Arab Jumeirah

Y ya que estamos en Dubai te cuento que se trata de una espectacular ciudad creada artificialmente y rodeada de desierto. Recorrer sus grandes avenidas llenas de rascacielos y visitar sus impresionantes centros comerciales diseminados por toda la ciudad, repletos de marcas internacionales donde el lujo se hace realidad, es una experiencia única.

Dubai es también la ciudad de los excesos. No en vano, cuenta con la mayor pista cubierta de esquí del mundo – Ski Dubai -, así como una pista de patinaje sobre hielo – Dubai Ice Rink – de tamaño olímpico. Por no mencionar el Atlantis The Palm, un hotel que recrea la versión árabe de lo que debió haber sido la legendaria Atlántida, y que cuenta con un impresionante acuario en su interior.

Y hablando de Abu Dhabi no debemos olvidar que estamos ante una ciudad de records… Podemos visitar la tercera mezquita más grande del mundo, la Mezquita del Jeque Zayed o Gran Mezquita de Abu Dhabi, un espectacular edificio de mármol blanco que cuenta en su interior con la alfombra más grande del mundo. O el Emirates Palace, el hotel más caro jamás construido en el mundo.

La zona de Al Bateen, en la que antiguamente se extraía el mayor volumen de perlas de todo el Golfo Pérsico, está hoy en día repleta de palacios de la Familia Real. También merece la pena una visita a Al Lulu Island, la única isla artificial en todo Abu Dhabi.

Otra de las ciudades que os recomendamos visitar es Sharjah, vecina de Dubai, y tercera más grande de los Emiratos Árabes en cuanto a población. Ofrece una gran cantidad de maravillosos lugares para los visitantes, como el Paseo Marítimo de Al Majaz, donde es posible disfrutar de una fuente con un espectáculo de láser, luz y sonido.

En el antiguo zoco encontramos el Museo de la Civilización Islámica, que se centra en los grandes logros culturales de Arabia. Te recomendamos tomar un té de menta bajo su cúpula de mosaicos.

En el Museo Marítimo, por su parte, podemos visitar la famosa “Perla” de 7.000 años de antigüedad, así como su famoso Acuario con arrecifes de corales, manglares y lagunas con más de 250 especies marinas, como tiburones, rayas y anguilas y, como no, su túnel subacuático. Y a orillas de la Laguna Khalid encontramos la majestuosa Mezquita Al Nur.

¡Un auténtico destino de las Mil y Una Noches donde escapar de la rutina europea de las Navidades!

Marruecos

Otro de los destinos recomendables para escaparnos en Navidades es Marruecos, una elección ideal tanto por su cercanía a nuestro país como por la oportunidad de conocer está tierra de bereberes que parece haber quedado congelada en el tiempo. Podemos empezar por su capital, Casablanca, y visitar su impresionante zona antigua en la que encontramos la Medina.

La Torre Hassan es un minarete inacabado del siglo XII, con una custodia de columnas, del que estaba llamado a ser uno de los edificios religiosos más grandes del mundo musulmán.

En la misma explanada se encuentra otra de las construcciones más impresionantes de la ciudad, el Mausoleo de Mohamed V, con un estilo tradicional marroquí que combina mármol, madera y yeso. Tampoco debes perderte el Palacio Real, un gran complejo que incluye una mezquita y varios edificios administrativos.

La parte nueva de la ciudad cuenta con un nuevo diseño con amplias avenidas y zonas verdes que ha buscado la perfecta armonía entre tradición y modernidad.

Adéntrate en el desierto del Sahara y siéntete como un auténtico nómada mientras realizas la conocida “Ruta de las Mil Kasbahs”, uno de los mayores atractivos turísticos de nuestro impresionante país vecino,

Las kasbahs o alcazabas son típicas del Norte de África. Se trata de construcciones fortificadas de carácter urbano que se utilizaban como residencia del gobernador de una determinada región, al mismo tiempo que servían como defensa del emplazamiento donde se ubicaban. Así, en su interior habitualmente se encontraba un pequeño barrio militar.

Kasbahs en Marruecos

Kasbahs en Marruecos

En Fez es casi obligado comprar algún producto de cuero, trabajado de forma artesanal desde hace siglos, y que es visible en toda la ciudad, especialmente en el Barrio de los Curtidores.

Tampoco podemos olvidarnos de Marrakech, ciudad casi inabarcable de gran variedad y contrastes. Perderse por su gran Medina, bulliciosa y ruidosa llena de motos, o pasear por su Zoco, repleto de puestos con productos típicos artesanales y especias, es lo más recomendable para conocer esta particular ciudad. Como centro neurálgico encontramos la Mezquita Koutoubia, con su minarete hermano de la Giralda de Sevilla, o la Plaza Jemaa el Fna.Su muralla da al mar y, escoltada como está por numerosos bastiones, es otro lugar ideal para pasear.

¡Anímate a trasladarte al pasado en este país donde el desierto y los bereberes son los protagonistas!

India

Colorida y enérgica, la India es un país de obligada visita si buscamos experiencias sensoriales únicas, ideal para huir de los tópicos navideños. Su vasto territorio – recordemos que se le considera un subcontinente – es inabarcable en un solo viaje, por lo que tendremos que elegir muy bien a dónde ir. Estos son sólo unas cuantas recomendaciones.

La puerta natural de entrada al país es Nueva Delhi, su enorme y bulliciosa capital llena de gente. Literalmente. Está gran ciudad nos ofrece experiencias únicas como pasear por los bazares de la parte antigua, visitar el Fuerte Rojo – claro exponente de la arquitectura Mughal -, ver cómo se medita en el Templo Bahai con forma de flor de loto, o disfrutar de las golgappas (rosquillas) y chaat papdi (pan frito relleno) en los puestos callejeros repartidos por sus calles.

Nueva Delhi: tumba humayun

Nueva Delhi: tumba humayun

Agra está situada en las orillas del Río Yamuna. Es sin duda uno de los indispensables en todo viaje a la India que se precie, ya que en ella se encuentra… ¡el Taj Mahal! Por algo es una de las “Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno”, y “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO desde 1983.

Taj Mahal

Taj Mahal

Pero en Agra y sus alrededores encontramos otros muchos edificios y complejos casi tan impresionantes, como el Fatehpur Sikri, el Fuerte de Agra o los Mausoleos de Itimad-Ud-Daulah y Akbar el Grande, por nombrar sólo algunos.

Benarés puede considerarse el destino más exótico de la India. Centro espiritual por antonomasia, es una ciudad llena de color y espiritualidad en la que encontramos antiguos templos y exóticos mercados. El Río Ganges, que baña Benarés, tiene para los hindús la propiedad de lavar los pecados de los mortales. Contemplar los ritos que en él se desarrollan es un verdadero espectáculo de color y tradición, y una magnífica oportunidad para capturar en nuestras retinas magníficas estampas.

Una de las ciudades más atípicas de la India, fuera de la imagen que seguramente tenemos todos de este país y que, por tanto, suele quedarse fuera de los circuitos turísticos convencionales, es Bangalore. En pleno auge tecnológico – se la conoce como la “Silicon Valley de la India” -, cuenta con numerosos locales comerciales, como los de Brigade Road o el lujoso UB City Mall, repleto de tiendas donde encontrar la tecnología  más puntera. Es una ciudad llena de vida con múltiples  restaurantes y bares donde la cerveza está actualmente de moda.

El Palacio de Bangalore, de estilo Windsor, y zonas verdes como Cubbon Park, son visitas indispensables en esta gran ciudad en pleno auge.

Para muchos, Jaipur es una de las ciudades más bellas de la India. Repleta de antiguas fortalezas, palacios, mercados y museos, es una perfecta combinación de pasado y presente que la convierte en un destino muy atrayente. Se aprecia la cultura India en cada uno de sus rincones, con tintes de la cultura mongol.

Jairpur Ja Mahal

Jairpur Ja Mahal

 

Descubre esta maravilloso país lleno de contrates y color.

¡Anímate a disfrutar de unas Navidades diferentes este año y aventúrate a conocer alguno de estos destinos tan espectaculares!

¿Cuáles serían tus destinos ideales para escapar de la Navidad? Compártelo con nosotros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada