El Caminito del Rey, una experiencia de vértigo

Puente del Rey

Puente del Rey

Hablar del Caminito del Rey me pone los pelos de punta porque es una senda única y exclusivamente para los más aventureros y ambiciosos del senderismo. Hace unos cuantos años lo hubiera definido como peligroso porque debido a su deterioro se produjeron varios accidentes, lo que hizo que se cerrase de manera temporal para rehacer un camino renovado que no supusiese ningún tipo de riesgo para sus visitantes.

Hoy en día me sigue impresionando, pero la verdad que desde su reapertura en 2015 es un lujo poder caminar por esas plataformas nuevas y cubiertas por vallas que reducen la sensación de vértigo del 100% al 60%, pues esa impresión de que el abismo está a menos de 1 metro de ti se ha reducido, aunque para muchos ese es el encanto, ¿o no? A pesar de ello, siempre hay que tener cuidado en este tipo de rutas y es imprescindible ir bien preparado, así que toma nota porque en esta ocasión deberás llevar un casco que te proteja de posibles desprendimientos.

La construcción de esta pasarela aérea fue realizada entre 1901 y 1905 por valientes obreros que trabajaban suspendidos en el aire, aunque su apertura no fue hasta 1921, momento en el que el propio rey Alfonso XIII se trasladó hasta la Presa de Guadalhorce para cruzar el camino e inaugurarlo. Desde ese momento se quedó con el nombre de “Caminito del Rey”, una pista de 3 kilómetros levantada sobre paredes verticales que alcanzan una distancia media de 100 metros sobre el río. La distancia total está en torno a 8 kilómetros, una ruta lineal que discurre tanto por estas plataformas de madera como por senderos que van desde el término municipal de Ardales hasta la población de Álora.

Tramo inicial: Desfiladero del Gaitanejo

Embalse de Gaitanejo

Embalse de Gaitanejo

El primer cañón que se sitúa Al inicio de la ruta es conocido como el Desfiladero de Gaitanejo, que da la bienvenida con sus imponentes paredes. Tras pasar un mirador circular y las escaleras que bajan al río, se asientan las primeras tablas de madera que indican el punto de partida de esta aventura. Una de sus características principales es la peculiar morfología que da la cara en esta parte, unas formaciones conocidas como marmitas o cambutas, pero ¿qué son las marmitas? Son pequeñas cavidades originadas en las paredes por la acción erosiva del agua y la roca que se pueden contemplar desde un mirador sin ningún tipo de peligro.

La salida de este cañón discurre por una bajada pronunciada llena de curvas y una zona conocida como “Escalera de mantequilla” que prácticamente se une con el río para dar acceso a “El Soto”, un paso fronterizo entre el primer y el segundo cañón que se ha convertido en el hábitat de innumerables especies de flora y fauna. El camino continúa ofreciendo vistas hacia el paso del ferrocarril hasta que de repente se interna en la roca creando un tramo subterráneo en forma de curva.

Tramo intermedio: El Tajo de las Palomas

Camino del Rey

De un momento a otro y sin darnos cuenta veremos la luz de nuevo sorprendidos por una colonia de palomas que generalmente reside en este punto y motivo por el cual este cañón se llama “El Tajo de las Palomas”, que desemboca en un tramo sencillo de pasarelas que van abriendo paso al famoso Puente del Rey, que en su día fue cruzado por Alfonso XIII.

Si echas la vista atrás y eres un apasionado de los recuerdos probablemente puedas recrear un puente primitivo construido en hormigón por el que pasaban día a día un elevado número de operarios y que servía para transportar mercancías a tutiplén.

Uno de sus puntos más emblemáticos es el Mirador de Rocas Llanas, con una panorámica tan buena que sin duda querrás compartir en tus redes sociales para fardar de este plan tan atrevido.

El segundo cañón llega a su fin con la entrada en el Valle del Hoyo, una zona de frondosa vegetación que se caracteriza por la presencia de descansaderos y elementos de canalización como puentes y compuertas.

Tramo final: Desfiladero de los Gaitanes

Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes

El Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes es uno de los espacios naturales más impactantes de la provincia de Málaga. En sus altísimas paredes verticales se instalaron las pasarelas que vieron nacer el Caminito del Rey, las cuales ofrecen unas vistas escalofriantes de su abrupto y estrecho cañón durante un tramo de 3 kilómetros. Se trata de la parte más escabrosa de toda la ruta, pues este cañón permite observar la verticalidad de la roca y los restos del antiguo Caminito del Rey, que está a unos 2 metros por debajo de la pasarela actual.

Durante este recorrido es muy posible que te encuentres con algunas especies de fauna típicas de la zona como la cabra montesa, el lirón o el mirlo. Si miras hacia el cielo no te será difícil ver cómo sobrevuelan las familias de buitres leonados o contemplar el espectacular vuelo acrobático del halcón peregrino. ¿Y qué decir de su impresionante flora? Es alucinante ver cómo las sabinas han sido capaces de crecer en estas paredes rocosas que se asoman al abismo, siendo verdaderas prisioneras de estos bruscos cañones.

El Balcón de Cristal es uno de los grandes miradores del tercer cañón, que sobresale de la roca de tal manera que disparará tu nivel de adrenalina en cuanto pongas un pie en este sorprendente soporte.

Un poco más adelante llegamos al viaducto por el que se transportaba el agua de un lado a otro del desfiladero. En paralelo a este está situado el Puente Colgante, una gran estructura metálica con suelo de rejilla que, tras provocarte una gran sensación de vértigo, te atreverás a cruzar… y eso que llevabas tiempo imaginándote en su mitad contemplando el vuelo de los buitres y posando para una super foto, pero ¿estás seguro de que podrás lograrlo?

Si es que lo consigues, tendrás que atravesar una pasarela en la Pared sur que pasa por encima de la Central Hidroeléctrica del Chorro y que termina en unas escaleras que dan acceso al sendero de salida.

El Chorro es internacionalmente conocido hasta tal punto que es considerado como uno de los puntos de referencia para la práctica de la escalada en Andalucía y en el resto de España, pero es que el Caminito del Rey también tiene sectores habilitados para ello en la zona situada bajo las pasarelas. Esta modalidad deportiva es arriesgada, pero realizarla aquí le da un toque extra de dificultad debido a la altura extrema de las paredes.

Y tú, ¿conoces más rutas de vértigo en España? Escribe aquí y cuéntanoslas.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada