Espacios naturales de infarto en Castilla y León

SenderismoHay lugares realmente mágicos en la naturaleza, y aunque no todo el mundo lo sabe, Castilla y León es uno de ellos. Es un territorio muy rico que cuenta con entornos naturales únicos que te transportan a otra dimensión y que son perfectos para los amantes del turismo rural y las fotografías. La mejor forma de disfrutar de cada uno de ellos es aprovechar sus alternativas deportivas: senderismo, escalada, piragüismo… pero da igual la modalidad que elijas porque cada una de estas actividades sabrá sacar tu lado más aventurero.

¡Vamos, únete a la desconexión!

Parque Natural Cañón del Río Lobos

Parque Natural Cañón del Río Lobos

Parque Natural Cañón del Río Lobos

Con sus más de 10000 hectáreas, el Parque Natural Cañón del Río Lobos se extiende por el sudeste de la provincia de Burgos y el noroeste de la provincia de Soria. Ahora que ya sabes dónde está, voy a contarte algunas de sus características. Sus protagonistas son, como su propio nombre dice, el río Lobos junto a su circundante cañón, y la ermita templaria de San Bartolomé, que data del siglo XIII; aunque uno de sus aspectos más llamativos es la presencia del paisaje kárstico, que esconde en su interior un entramado de cuevas a distintos niveles, ¡un auténtico mito para los más curiosos espeleólogos!

La gente que lo visita recurre sobre todo al senderismo para alcanzar sus más idílicos rincones, a los que llegarás realizando rutas de poca dificultad, aunque presenta algún tramo pedregoso y alguna que otra subida en las laderas del cañón que entorpecerán un poquito tu camino. De todas ellas sobresalen cuatro sendas, que serán suficientes para hacerte una idea de la flora y fauna de este enclave. Una importante colonia de buitres leonados habita aquí, sobrevolando a diario los cielos del parque, aunque también es típico vislumbrar otras especies como las águilas reales y los halcones. Algunos mamíferos que pueden cruzarse en tu trayecto son los corzos, los jabalíes y las ardillas, que treparán por los troncos de árboles como la sabina y el pino laricio, muy comunes en esta zona.

Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina

Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina

Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina

Al norte de la provincia de Palencia, rozando ya los límites de Cantabria, se sitúa este imponente parque protagonizado por escarpadas montañas, profundos valles y sobrecogedores acantilados, auténticas delicias paisajísticas que hay que recorrer sí o sí.

Las crestas y picos de la Montaña Palentina son el objetivo de miles de senderistas que sueñan con recorrer sus sendas para alcanzar algunos de los rincones más emblemáticos del parque y llegar hasta impresionantes puntos como el Mirador de Piedrasluengas o el Mirador de Alba de los Cardaños, que ofrecen unas vistas que seguro te quitan el aliento.

Los ríos Carrión y Pisuerga son las venas de estas montañas, que conforman el hábitat de osos pardos y urogallos, especies que van dejando a su paso matorrales y árboles como hayas, álamos, encinas o pinos. Es cierto que en este territorio se pueden observar otro tipo de aves y mamíferos característicos de la zona, como, por ejemplo: nutria, gato montés, águila real o buitre leonado.

Es una comarca que todavía conserva su arquitectura popular y algunas joyas del románico palentino como la Iglesia de San Salvador de Cantamuda. A los pies de este hay otras poblaciones de interés como Cervera de Pisuerga, Velilla del Río Carrión o Triollo, que también son dignas de una visita.

Parque Regional de la Sierra de Gredos

Parque Regional de la Sierra de Gredos

Parque Regional de la Sierra de Gredos

En esta ocasión me dirijo hacia el sur de Castilla y León para hablar del magnífico Parque Regional de la Sierra de Gredos, que ocupa gran parte de la provincia de Ávila. Casi en su totalidad es un paisaje de alta montaña que se revela ante el mundo en forma de muralla, una muralla granítica en la que se aprecian picos, gargantas y riscos que esconden lagunas y circos. De hecho, su parte estrella es la laguna Grande de Gredos, una laguna de origen glaciar situada a 1940 metros de altitud, la eterna vecina del pico Almanzor, una reliquia para los amantes del montañismo situada a 2592 metros de altitud, el punto más alto no solo de la Sierra de Gredos, sino de todo el Sistema Central.

La subida hasta la Laguna Grande es un clásico que no presenta grandes dificultades, mientras que la ascensión al pico Almanzor ya es harina de otro costal, ya que este tramo es una constante de rocas que van aumentando de tamaño paulatinamente; y es que, a pesar de su dureza, merece la pena hacer esta ruta porque su valor paisajístico es BRUTAL, es muy, muy, muy, reconfortante cuando llegas a la cima y a lo lejos ves la laguna como si de un pequeño charco se tratase.

Debes saber que este espacio cuenta con 3 especies endémicas de fauna: la cabra montesa, la salamandra del Almanzor y el sapo común de Gredos, animales que con casi toda certeza te toparás en el camino.

También tienes otras opciones como recorrer sus cañadas en bicicleta y a lomos de un caballo, o simplemente disfrutar de un cielo nocturno totalmente despejado y libre de contaminación para contemplar las estrellas más bonitas del firmamento.

Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia

Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia

Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia

La provincia de Salamanca alberga un pequeño tesoro que se conoce coloquialmente como Sierra de Francia o Las Batuecas, un hermoso parque natural que limita al sur con la provincia de Cáceres.

El pueblo más emblemático de este territorio es La Alberca, el primer pueblo de España en ser declarado Conjunto Histórico-Artístico y verdaderamente destacable por su cuidada arquitectura popular, encabezada por casas serranas con balcones floreados y casas porticadas que descansan sobre columnas de granito. Mogarraz es otra de las poblaciones más populares de la Sierra de Francia, una villa medieval que conserva una arquitectura popular similar a la de La Alberca, pero con la peculiaridad de que muchas de sus fachadas están adornadas con los rostros de los que un día fueron sus habitantes, sorprendente, ¿verdad? Estas y otras localidades vecinas de la mancomunidad viven principalmente del turismo rural gracias a los idílicos paisajes de zona.

Haciendo referencia al Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, tienes que saber que se extiende concretamente por 15 municipios donde predominan valles y montañas atravesados por diversos afluentes que desembocan en los ríos Tajo y Duero. El agua es un elemento fundamental en algunas rutas de senderismo que por aquí discurren, principalmente en el Camino del Agua y en la Ruta de los 3 ríos. Por otro lado, está la subida a la Peña de Francia, uno de los clásicos de la zona, en cuya cima se sitúa el Santuario de la Peña de Francia, un monasterio dominico situado junto a un mirador que permite observar los picos más destacados de la serranía. En general, es un entorno muy pintoresco en el que todavía quedan restos de minas romanas y pinturas rupestres localizadas en medio de la naturaleza y que podrás descubrir gracias a la práctica de turismo activo, que facilita la aventura con deportes como el cicloturismo, la escalada, el barranquismo o las rutas a caballo. Ofrece infinidad de posibilidades con las que disfrutarás del parque de la forma más auténtica y que te permitirán ver sus principales especies de flora y fauna, entre las que se encuentran la cabra montesa, el jabalí o la cigüeña negra, que está en peligro de extinción.

Parque Natural Hoces del Río Duratón

Parque Natural Hoces del Río Duratón

Parque Natural Hoces del Río Duratón

Y, por último, hablaré del Parque Natural Hoces del Río Duratón, un remanso de paz en el noreste de la provincia de Segovia, situado sobre todo en el marco territorial de Sepúlveda, aunque también se extiende por Sebúlcor y Carrascal del Río. La primera población es uno de los destinos con mayor riqueza histórica y cultural de Castilla y León, lo que ha supuesto su transformación en un verdadero destino turístico que sobresale por la belleza y disposición de su núcleo urbano, acompañado de una naturaleza impecable.

Este paraje fue declarado Parque Natural en junio de 1989 y Zona de Especial Protección para las Aves en 1991 porque sus paredes son un importante punto de nidificación para muchas especies, principalmente para los buitres leonados, los protagonistas del parque. Sin embargo, también se pueden ver otras aves rapaces como águilas reales, alimoches y halcones peregrinos, que habitan en muros que en ocasiones superan los 100 metros de altura.

Los principales atractivos de este entorno son los profundos cañones por los que navega el río Duratón, que forma meandros de gran belleza que pueden ser vistos desde las alturas. Su parte más honda puede recorrerse gracias a los senderos que la componen, un terreno que sirve de hogar a sauces, chopos y alisos, los cuales se convierten en bosques de sabinas, enebros y pinos resineros en su parte más superficial.

Una buena opción es remar en una piragua o en un kayak los 27 kilómetros por los que se alargan las hoces y así observar un paisaje de contrastes encabezado por el agua y la roca caliza. En este trayecto afloran algunos atractivos culturales como la Ermita de San Frutos, el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz y la Cueva de los Siete Altares, que sin duda resaltan en medio de este enclave natural.

Es indiscutible que estos espacios naturales te quitarán el hipo, así que cuando viajes, ¡hazlo con una buena cámara! Estoy segura de que cuando repases esas fotografías recordarás esos días como unos de los más apasionantes de tu vida.

 

 

2 Comentarios

  1. Muy buen articulo, pero quedaron atrás varios espacios para disfrutar del aire libre. Entre mis prefereidos toda la montaña leonesa que colinda con Asturias es un paraiso para todos los amantes del senderismo. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada