Las mejores estaciones de esquí de Canadá

Whistler Mountain

En este blog nos debemos a nuestros lectores, a los que no nos cansaremos de dar las gracias por leernos. Por ello, y siguiendo la petición de uno de ellos, a continuación os voy a hablar de unas pocas de las numerosas estaciones de esquí que ofrece Canadá.

El segundo país más extenso del mundo tiene innumerables alicientes, no ya para una, sino para varias visitas. Y eso incluye todo lo que los amantes de los deportes de invierno pueden desear. No en vano cuenta con grandiosas cadenas montañosas donde la nieve es casi permanente.

Estaciones de esquí en las provincias del Este de Canadá

Mont Tremblant (Quebec)

Mont Tremblant

La provincia más francesa de Canadá puede presumir de contar con estaciones de esquí a la altura de las que Francia tiene en Los Alpes y Los Pirineos, como puede ser esta en el Parque Nacional del que toma su nombre, famoso por sus bosques de coníferas e innumerables ríos y lagos: Mont Tremblant.

Su cercanía a Montreal – apenas 130 km la separan de la 2ª mayor ciudad de habla francesa por detrás de París, que siempre merece la pena una visita – convierten a este resort en lugar de peregrinaje durante todo el año para los amantes de las actividades al aire libre.

En invierno podrás practicar todos los deportes mencionados ya en otras estaciones (esquí, snowboard, cross-country, raquetas, heliesquí, patinaje sobre hielo, paseos en trineo,…), pero también podrás pescar y escalar en hielo, sentir la velocidad sobre una motonieve o relajarte en un spa.

En verano las posibilidades son infinitas: paseos a caballo o en 4×4, kayak, canoas, rafting, pesca, paintball, escalada, senderismo, tirolinas, y un largo etcétera.

Encuentra tu vuelo más hotel más coche a Mont Tremblant y disfruta de sus más de 95 pistas.

Blue Mountain (Ontario)

Estación de esquí de Blue Mountain

Blue Mountain

Nos desplazamos hasta el lado contrario del país para descubrir uno de los centros de esquí más populares en Canadá, con cerca de un millón de visitantes anuales y actividades para todos los públicos y durante todo el año.

En invierno, además de esquiar en 42 pistas – de las que 36 permiten hacerlo de noche -, nos podremos tirar en trineo, patinar sobre hielo – incluso en un lago helado -, o hacer rutas en raquetas, entre otras actividades. También cuenta con un animado après ski en la Blue Mountain Village.

En verano, además de senderos perfectamente señalizados para recorrer la montaña, hay un muro de escalada, un campo de golf, un pequeño parque acuático e incluso una playa en la orilla del Mill Pond. Aunque sin duda la estrella son los 15 senderos para descender la montaña en bici.

Le Massif de Charlevoix (Quebec)

La otra gran ciudad francófona de Canadá – y que sin duda es de obligada visita – también cuenta con una gran estación de esquí en sus proximidades, a menos de 1 hora en coche, aunque también accesible en tren.

Varias cosas hacen muy especial este centro de esquí. Por un lado, las impresionantes vistas del Río San Lorenzo que se pueden disfrutar desde el mismo. Por otro, el mayor desnivel en la parte este de las Montañas Rocosas (770 metros), con una pendiente del 64%. También una de las temporadas más largas, que suele comenzar a principios de diciembre y que se prolonga más allá del mes de abril.

Otra de las particularidades de este dominio es la posibilidad de practicar trodelling, paseos en un tipo de trineos especialmente acondicionados para grandes distancias, y que no suele ser muy habitual en otros lugares.

Esquiar en Canadá tiene la ventaja, no sólo de contar con unos paisajes de ensueño y estaciones de primer nivel, sino el atractivo de ciudades y Parques Nacionales que pueden complementar perfectamente tu viaje de esquí al otro lado del charco. Y te he hablado sólo de 8 de las decenas de estaciones existentes, no sólo en estas provincias, sino en las otras seis y en los tres territorios que conforman Canadá. ¡Imagina las posibilidades!

Estaciones de esquí en las provincias del Oeste de Canadá

Whistler Blackcomb (Columbia Británica)

Se trata de uno de los centros de esquí más grandes de Norteamérica y del mundo, con unos 250 kilómetros de pistas en los que, además de practicar esquí o snowboard, también podrás disfrutar del snowshoeing (raquetas de nieve), entre otros deportes y actividades de invierno (como paseos en trineos tirados por perros). Para muchos es el mejor dominio esquiable del continente.

Aquí es donde se situó el Parque Olímpico durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 2010, además de varias de las competiciones de esquí. De hecho, su construcción se debe a la fallida candidatura para albergar los de 1968 – que finalmente se llevó la localidad francesa de Grenoble -. Uno de sus teleféricos, conocido como “Peak 2 Peak” es uno de los más altos del mundo. Sus remontes también están entre los de mayor capacidad a nivel mundial.

Su cercanía a la magnífica ciudad de Vancouver – una de mis favoritas – convierten a Whistler en una apuesta segura para combinar la pasión por la nieve con la vibrante actividad de una urbe que, por su situación geográfica, no sufre los rigores del invierno tan típicos en otras ciudades canadienses.

Disfruta del mejor esquí en Whistler Blackcomb, formada por dos montañas, Whistler y Blackcomb, unidas por el remonte “Peak to Peak” de 3 kilómetros, inagurado en noviembre del 2008, salvando un valle con 415 metros desde la cabina al suelo.

Lake Louise (Alberta)

Estación de esquí de Lake Louise

Lake Louise

Cambiamos de provincia y nos vamos a otro de los centros de esquí favoritos entre los canadienses y los grandes esquiadores de cualquier lugar del mundo, no sólo por sus 145 pistas y la variedad de actividades de invierno – incluyendo paseos en trineo tirados por perros, cross-country y patinaje sobre hielo -, sino por la belleza de su paisaje por su cercanía al Parque Nacional de Banff, uno de los más importantes de las Montañas Rocosas. Sin olvidar el precioso lago que le da nombre.

En este resort de primer nivel da comienzo cada año la Copa del Mundo de Esquí Alpino, tanto de hombres como de mujeres. También aquí es posible practicar heliesquí, una variedad de esquí fuera pista sólo apta para los esquiadores más avezados – y con cierto poder adquisitivo pues, como su nombre indica, el acceso a las zonas donde se practica se hace en helicóptero -.

Una de sus teleféricos está abierto todo el año y, durante la primavera y el verano, atrae a miles de turistas que buscan captar la belleza de los paisajes de la zona, sus glaciares, flora y fauna, incluyendo a los osos grizzlies. Encuentra tu viaje de esquí a Lake Louise y disfruta de sus 145 pistas, paseos en trineo, patinaje sobre hielo y mucho más.

Mount Norquay (Alberta)

Mount Norquay

Al igual que el anterior, Monunt Norquay  se encuentra en el Parque Nacional de Banff, muy próximo a la localidad que da nombre al parque. Se trata de una de las estaciones más antiguas del país, abierta hace casi un siglo (1926), por lo que no es de extrañar que cuente con el segundo remonte que se instaló en el país. En 1972 fue sede de algunas de las pruebas de esquí durante la celebración de la Copa del Mundo en Canadá.

No obstante, si hay una práctica que destaca en Norquay es el salto, incluyendo diversas competiciones internacionales de esta disciplina.

Es el único dominio esquiable en la zona donde es posible practicar deportes de invierno de noche. Y cuando la nieve ha desaparecido, ofrece una de las pocas vías ferratas – un itinerario equipado para que senderistas puedan alcanzar zonas de difícil acceso – existentes en el país.

Big White (Columbia Británica)

Estación de esquí de Big White

Big White

Aunque con la mitad de kilómetros de pistas que la anterior, este centro de esquí es uno de los preferidos por las familias esquiadoras tanto de la provincia como de otros puntos de Canadá y de más allá de sus fronteras, debido a la tranquilidad que ofrece, normalmente libre de grandes aglomeraciones.

Recibe su nombre de la montaña donde se ubica, y en su dominio esquiable encontramos una gran variedad de pistas para todos los niveles, incluyendo la opción del esquí nocturno y una interesante escena de après ski.

Aunque quizás lo que más guste a sus visitantes sean sus magníficos paisajes, algo que, por otro lado, es habitual en las montañas de este gigantesco país.

Sun Peaks (Columbia Británica)

Sun Peaks

Sun Peaks

A medio camino entre las anteriores en lo que se refiere a tamaño, es una de las estaciones preferidas por los snowboarders. También tiene muchos adeptos entre los amantes del “fuera pista” y, en general, por los esquiadores más avanzados.

La zona hotelera recuerda mucho a los resorts suizos o austriacos y como curiosidad te cuento que aquí se encuentra el telesilla más largo de Norteamérica con casi 3 kilómetros de longitud – “The Burfield” -.
Además de un campo de golf, ofrece un parque para bicicletas de montaña con un desnivel de 600 metros.

 

 

¿Has disfrutado de tu deporte favorito en alguna estación canadiense? Quizás has visitado alguna en verano. Nos encantaría que lo compartieras con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada