Gibraltar en 48 horas

Gibraltar

Al sur de la Península Ibérica, junto a La Línea de la Concepción (Cádiz), se encuentra un trocito de territorio británico llamado Gibraltar, donde la moneda oficial es la libra esterlina y donde también se conduce por la derecha, pues, aunque esté colindando con España, pertenece a Reino Unido.

Aunque parezca mentira por su tamaño, este pedacito de tierra de 6,8 km2 aproximadamente, contiene numerosos atractivos ideales para visitar en 48 horas. Gibraltar está encabezado por su elevado peñón y es un territorio en el que aún se aprecian las huellas que dejaron los romanos, visigodos y árabes. Welcome to Gibraltar!

Una excursión a la Reserva Natural del Peñón

Reserva Natural del Peñón

Reserva Natural del Peñón

La primera parada de este viaje se hará en la Reserva Natural del Peñón, uno de los mayores atractivos turísticos de Gibraltar y un paraíso para los amantes de la naturaleza. Este entorno es el hogar de múltiples animales, aunque el mamífero más popular de la reserva es el macaco de Berbería, el único simio que vive en libertad en Europa. Para conocer el verdadero hábitat de estos monos sólo hace falta subir por el peñón y llegar hasta la Guarida de los Monos para observar cómo se mueven libremente.

Al mismo tiempo, el Peñón de Gibraltar hace de residencia para aves como la perdiz de Berbería y el buitre, y de zona de descanso para otras especies migratorias. Este lugar esconde verdaderos tesoros bajo tierra que podemos visitar, como la Cueva Alta de San Miguel, un espacio en el que se celebran conciertos y otros espectáculos teatrales, y la desconocida Cueva baja de San Miguel, repleta de estalagmitas y un lago de más de 35 metros de largo. Todo este recorrido podrá hacerse gracias a la red de senderos con la que cuenta este parque, aunque destacamos los Mediterranean Steps, una escalinata empinada no apta para personas con vértigo que conecta la Puerta de los Judíos y la batería de O´Hara, a 419 metros, ofreciendo unas vistas hacia el mar espectaculares.

Gibraltar tuvo un pasado militar apreciable en algunos monumentos como el Castillo Árabe, Los Túneles del Gran Asedio y los Túneles de la Segunda Guerra Mundial, que nos dan algunas pistas de la estrategia defensiva que Gibraltar llevaba a cabo durante los continuos intentos de conquista. Finalmente llegamos al punto más alto de la reserva: Upper Rock, ubicado a 426 metros, un balconcito entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico que permite divisar Europa y África a la vez.

Una tarde en el Jardín Británico de Gibraltar, los jardines de La Alameda

Jardín Botánico de Gibraltar

Tras haber pasado gran parte del día en la Reserva Natural del Peñón ponemos rumbo al Jardín Botánico de Gibraltar, uno de los espacios verdes de la ciudad donde además de observar plantas y cañones procedentes del siglo XIX, se pueden contemplar eventos culturales al aire libre. Desde su apertura en 1816, sus senderos son transitados por turistas y locales interesados en todo tipo de árboles, setos y enredaderas, algunos originarios de la zona y otros importados, aunque sus especies más características son el olivo silvestre, el pino de piedra y el árbol del dragón.

Para terminar el día nos dirigiremos a la estación base del teleférico, junto a estos jardines, para subirnos en una de estas cabinas y llegar a la parte superior del peñón, donde 3 miradores diferentes nos estarán esperando para gozar de unas vistas únicas.

De compras por el centro de la ciudad

De compras por el centro de Gibraltar

La mañana de nuestro segundo día en Gibraltar se la dedicaremos al “shopping” por el centro de la ciudad y así aprovecharnos de las gangas que nos dejan algunos precios sin IVA. Pasear por calles peatonales como Main Street, Irish Town o Engineer Lane es un auténtico placer para satisfacer nuestro espíritu más consumista.

Tiendas tradicionales y grandes marcas reconocidas “worldwide” conviven en este distrito comercial ofreciendo productos con precios realmente competitivos que podemos pagar en libras o euros, aunque lo más rentable es hacerlo en libras. Allí encontraremos un amplio abanico de productos: artículos de cosmética, joyas, ropa de cama, electrónica, tabaco, licores, souvenirs… e incluso artesanías en Casemates Square y verduras, frutas y otras delicias gastronómicas en Gibraltar Public Market para vivir el auténtico ambiente local.

Navegando por Gibraltar Bay para ver delfines

Gibraltar Bay

Navegando por Gibraltar

Después de haber pasado una animada mañana de compras y tras haber tomado un tentempié, nos dirigiremos hacia el Estrecho de Gibraltar para observar cetáceos. Este territorio es altamente conocido por los monos que habitan en su peñón, pero lo que sorprende realmente es saber que en sus aguas también habitan delfines y ballenas. Durante esta excursión en barco observaremos a los delfines en su verdadero hábitat mientras saltan, nadan y silban a la vez que disfrutamos de unas vistas inmejorables del Peñón de Gibraltar, Marruecos y España. Es menos común, pero en ocasiones también es posible ver cómo rondan a nuestro alrededor ballenas y cachalotes.

Desconexión en las playas de Gibraltar

La Caleta

Por último, para descansar y despedirnos de Gibraltar, ¿qué mejor forma de hacerlo que en alguna de sus playas? Pongámonos el traje de baño, cojamos una toalla y vayamos a una playa para refrescarnos o simplemente para disfrutar de una bonita puesta de sol. Por un lado, está Camp Bay, una pequeña playa sin arena, pero dotada de las infraestructuras necesarias para pasar un buen día al sol. Es ideal para ir con niños, ya que además del mar, nos podemos bañar en alguna de sus dos piscinas y tomarnos un refresco en el popular restaurante que hay en ella.

Por otro lado, tenemos La Caleta o Catalan Bay, otra de las playas de arena fina y blanca de Gibraltar, en el lado este del peñón e ideal para aquellos que busquen aguas tranquilas. La más grande del territorio es la Playa de Levante, junto a la cara norte del peñón y desde donde se pueden ver despegar y aterrizar los aviones del Aeropuerto Internacional de Gibraltar, un espectáculo para los más curiosos. Y, por último, tenemos Sandy Bay, una playa que fue reconstruida con arena procedente del Sahara Occidental y desde donde salen grupos para practicar paddle surf, una actividad perfecta para aventureros.

Crucemos la frontera responsablemente, ¡apostemos por Gibraltar! Un destino seguro, cercano y con mucho encanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada