Guía de viaje por las piscinas naturales de España by @conalforjas

Hoy, a los mandos del blog de Viajes El Corte Inglés, estamos Carlos y Pablo, dos extremeños apasionados del cicloturismo y la naturaleza. Precisamente, esas son las pasiones que compartimos a diario en www.conalforjas.com. Y, desde ahora, la huella de @conalforjas también estará presente en #UnMapaMuyNuestro, el mapa colaborativo impulsado por Viajes El Corte Inglés con el que hemos tenido el gusto de colaborar.

En #UnMapaMuyNuestro podréis encontrar una selección hecha por @conalforjas con más de 20 piscinas naturales repartidas por toda la geografía española. Auténticos tesoros de la naturaleza que merece la pena visitar en una pequeña escapada. ¡Atreveos a buscarlas!

 

No obstante, hoy nos hacemos con el timón de este gran barco que es el blog de Viajes El Corte Inglés para dejaros el más especial de los contenidos: un top of the tops con nuestras 5 piscinas naturales favoritas. ¡Las más especiales de todas cuantas aparecen en #UnMapaMuyNuestro. ¿Os lo vais a perder? ¡Empezamos!

Garganta de Cuartos, Losar de la Vera (Cáceres)

Garganta de Cuartos, Losar de la Vera (Cáceres)

Garganta de Cuartos, Losar de la Vera (Cáceres)

En la mayoría de rankings de las mejores piscinas naturales, la Garganta de los Infiernos (también conocida como «Los Pilones») suele ser la elegida en representante de nuestra querida Extremadura. Sin embargo, la Garganta de Cuartos tiene poco que envidiarle.

Se trata de una poza profunda presidida por un puente medieval de lo más pintoresco que da a luz una fotografía incomparable. El entorno es accesible y dispone de diversos servicios de restauración. Por todo ello es una nuestras piscinas naturales favoritas en Extremadura.

Gorg Blau de Sant Aniol d’Aguja (Girona)

Gorg Blau de Sant Aniol d’Aguja (Girona)

Gorg Blau de Sant Aniol d’Aguja (Girona)

Partiendo desde el pueblo de Sadernes, en Girona, tras una caminata de unos 8 km, se encuentran las preciosas pozas y saltos del Gorg Blau. Y lo que encontraréis tras ese paseo valdrá la pena, os lo aseguramos. Aguas turquesas y unas cascadas irresistibles para cualquier cámara de fotos.

Y, por si no lo sabíais, hay una regla no escrita que se repite para todas las piscinas naturales: cuanto más hay que andar, menos masificadas están. En este caso se aplica, y de qué manera… especialmente si vais entre semana.

Piscina Natural de Navaluenga (Ávila)

Piscina Natural de Navaluenga (Ávila)

Piscina Natural de Navaluenga (Ávila)

Ávila es una región rica en lo que a piscinas naturales se refiere. Y una de las muchas que podemos encontrar es la de Navaluenga, de belleza sorprendente.

En este tramo de la geografía abulense, el río Alberche se ensancha gracias a unas presillas que dan lugar a una gran piscina natural. Navaluenga es tan ancha como larga y goza de una playa artificial de hierba muy bien preparada, lo que la convierte en una de las mejores piscinas naturales de la zona.

Les Cananilles del Riu Bergantes, Aguaviva (Teruel)

Les Cananilles del Riu Bergantes, Aguaviva (Teruel)

Les Cananilles del Riu Bergantes, Aguaviva (Teruel)

Les Cananilles del Riu Bergantes, más conocidas como «Las Pozas de Aguaviva», son uno de los muchos tesoros naturales que esconde Teruel. Un entorno natural de riqueza sorprendente e inesperada en mitad de una zona caracterizada por su clima árido.

Este oasis turolense se encuentra a unos 5 kilómetros del pueblo de Aguaviva, pero se puede llegar en coche prácticamente hasta las pozas. Para rematar, un puente medieval pone la guinda a estas vistas sobrecogedoras.

Las Chorreras del Cabriel, Enguídanos (Cuenca)

Las Chorreras del Cabriel, Enguídanos (Cuenca)

Las Chorreras del Cabriel, Enguídanos (Cuenca)

Probablemente una de las piscinas naturales más conocidas de Castilla la Mancha y de toda España. El llamativo color de sus aguas, los saltos de agua y sus espectaculares pozas convierten Las Chorreras del Cabriel en un destino natural impresionante y de visita obligada para cualquier amante de la naturaleza. Eso sí, no esperéis encontraros solos en este lugar: su belleza no es ningún secreto y son una de las piscinas naturales más concurridas de la región. Aun así, merece mucho la pena conocerlas.

Esperamos que nuestro breve viaje por las piscinas naturales de España os haya parecido tan sorprendente y refrescante como a nosotros. ¡Nada nos parece más apasionante que descubrir los secretos naturales de nuestro país! Si vosotros también queréis hacerlo, no olvidéis bucear por #UnMapaMuyNuestro para descubrir esto y mucho más. ¡Nos vemos en las montañas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada