Descubre la Málaga de Pablo Picasso de un vistazo

Málaga es la ciudad que vio nacer y crecer a Pablo Picasso, uno de los pintores con mayor prestigio de España. Este maravilloso destino conserva unas raíces históricas ligadas a los fenicios y a los musulmanes y un patrimonio cultural infinito. En el siglo XX pegó un salto para convertirse, gracias al turismo, en una ciudad renovada y llena de viajeros con ganas de descubrir los rincones que transitaba este talentoso artista.

Este pintor y escultor contemporáneo, que junto a Georges Braque fue el creador del cubismo, sintió desde muy pequeño el deseo de pintar y dibujar debido a la influencia que ejerció en él su padre José Ruiz Blasco, también pintor.

¿Queréis conocer algunos detalles de los primeros años de vida de Picasso? ¡Seguid leyendo!

Fundación Picasso – Museo Casa Natal

Fundación Picasso - Museo Casa Natal

Fundación Picasso – Museo Casa Natal

El 25 de octubre de 1881, la vivienda ubicada en la segunda planta del número 15 de la Plaza de la Merced vio nacer a Pablo Ruiz Picasso, que se transformó en la Fundación Picasso-Museo Casa Natal para mostrar los primeros trabajos del pintor, que solo residió unos años en esta casa. Después, él y su familia se trasladaron a un edificio vecino, el lugar en el que el artista realizó sus primeros dibujos infantiles.

Las dependencias de este museo se ampliaron al resto del inmueble, rehabilitado en su totalidad y declarado Monumento Histórico-Artístico de Interés Nacional en el año 1983. Desde sus inicios ha tenido como objetivo difundir y conservar la obra y figura de Picasso para enriquecer el patrimonio cultural de Málaga. A pesar de que esta casa también alberga obras procedentes de más de 200 artistas, su labor es destacar algunas de las mejores colecciones del malagueño, entre las que se encuentra un cuaderno con 84 dibujos preparatorios para crear Las señoritas de Aviñón. También se muestran elementos cerámicos de su etapa como escultor, un total de 35 piezas creadas entre 1947 y 1969, y numerosas obras que va intercambiando con otros museos de España para exhibir en exposiciones temporales.

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

El mismo año de su nacimiento, este fue bautizado en la iglesia cristiana más antigua de Málaga con el nombre de “Pablo, Diego, José, Francisco de Paula, Juan Nepomuceno, María de los Remedios, Cipriano, de la Santísima Trinidad”, Ruiz y Picasso. ¡Menos mal, que, por alguna razón, él mismo decidió acortar su nombre para quedarse como Pablo Picasso!

La Iglesia de Santiago fue fundada en 1490 por los Reyes Católicos sobre el solar de una vieja mezquita, donde la influencia musulmana aún es notable en su torre cuadrada de estilo mudéjar, que a su vez se funde con los estilos gótico y barroco. En 1944 fue restaurada y desde entonces cuenta con obras de Alonso Cano y Niño de Guevara, y piezas de orfebrería.

 

Instituto Vicente Espinel

Desde 1864 este instituto instalado en la calle Gaona se ha dedicado a formar a gran cantidad de malagueños, un antiguo convento que en 1867 pasó a ser el Colegio de Náutica. De hecho, hasta el año 1961 fue el único instituto de la ciudad de Málaga y fue durante muchos años el único en ofrecer enseñanzas medias en toda la provincia.

Otro gran orgullo de este centro fue acoger a estudiantes como Pablo Picasso, Ortega y Gasset o Severo Ochoa, celebridades que alcanzaron su máximo esplendor en sus respectivos campos y cuyas fotografías pueden observarse alrededor del patio de columnas de mármol de este brillante instituto, expuestas para honrar a los fenómenos que de allí salieron. El examen de acceso al instituto que hizo Pablo aún se conserva con su propia firma, una prueba que consistía en un pequeño dictado y una sencilla división.

Antigua Escuela de Bellas Artes de San Telmo

Antigua Escuela de Bellas Artes de San Telmo

Antigua Escuela de Bellas Artes de San Telmo

Podría decirse que la Antigua Escuela de Bellas Artes de San Telmo ejerció de gran influencia en la vida de Pablo Picasso, porque a pesar de que el artista no llegase a cursar estudios aquí, era el lugar donde su padre José Ruiz Blasco ejercía de pintor y profesor de Dibujo Lineal y Adorno, creando los primeros lazos entre su hijo y el arte. Se cree que este contribuyó a la pronta decisión de Pablo por unirse a este sofisticado mundo, un talento innato que pudo observarse rápidamente en algunas de sus primeras obras como La Primera Comunión o Ciencia y Caridad, con un toque clasicista y académico que evolucionó a lo largo de los años.

El edificio que ocupa en la actualidad ha sido protagonista de innumerables transformaciones en su estructura y automáticamente en su empleo, ya que pasó de ser un convento, una Escuela de Náutica y una Escuela de Bellas Artes para acabar transformándose finalmente en el Ateneo, un centro cultural que ofrece todo tipo de eventos.

Museo Picasso Málaga

Museo Picasso Málaga

Museo Picasso Málaga

Este museo, que ocupa el Palacio de Buenavista procedente del siglo XVI, se inauguró en el año 2003 con el objetivo de difundir y conservar las obras de Pablo Picasso. Cuenta con una fachada de piedra, poco habitual en Málaga, y un patio interior con arquerías, aunque lo realmente importante es la colección aquí expuesta, que trata de seguir la trayectoria artística de Picasso a través de un recorrido por sus obras de forma cronológica y temática abarcando diferentes periodos como el cubismo, el surrealismo o el expresionismo. Algunas de las obras más representativas de esta colección son: El minotauro y otros monstruos, Retrato de Lola y Regreso al Mediterráneo.

El Fondo Otero también forma parte del museo desde 2005, una colección fotográfica realizada por el escritor, periodista, fotógrafo y amigo Roberto Otero, que muestra a través de más de 1500 imágenes algunos de los momentos de la vida personal de Pablo Picasso entre 1960 y 1970, dedicado sobre todo a la escultura y cerámica. Estas imágenes son capaces de exhibir a un Picasso amigo de sus amigos y feliz con su trabajo.

En el momento en el que se estaba llevando a cabo la remodelación del edificio, se encontraron restos fenicios del siglo VI a.C., romanos y nazaríes en el subsuelo, convirtiéndose en una parte visitable más del museo.

Plaza de Toros de La Malagueta

Plaza de Toros de La Malagueta

Plaza de Toros de La Malagueta

Picasso siempre estuvo ligado al mundo de la tauromaquia, una afición que heredó de su padre desde la niñez. Es por ello por lo que la Plaza de Toros de La Malagueta adquiere gran importancia en su vida, muchos momentos que allí pasó le hicieron inspirarse para después plasmarlo en algunas de sus obras como Corrida de toros, Picador o La minotauromaquia.

En 1876 se inaugura La Malagueta con una capacidad que ronda las 12.000 localidades. Gracias a su estilo neomudéjar y a la forma hexagonal que forman esta belleza arquitectónica, dicha plaza fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1976, año del centenario de la plaza. Cuenta con el Museo Taurino “Antonio Ordóñez” en su interior, el cual tiene como objetivo mostrar los objetos relacionados con la tauromaquia: trajes de luces, carteles y fotografías, entre otros.

Es importante destacar “la corrida Picassiana”, una muy especial celebrada durante la Semana Santa en la que los toreros visten trajes inspirados en el estilo y formas del famoso pintor.

Antiguo Colegio de San Rafael

En la Calle Comedias de Málaga se sitúa el Colegio de San Rafael, donde estudiaba el distraído Pablito. Se dice que al pequeño no le gustaba ir al colegio y que se aburría en las clases, así que lo más común era verle dando rienda suelta a su imaginación con sus infinitos dibujos. También cuentan que el mayor temor del niño era que su padre no fuera a buscarlo a la escuela, así que para asegurarse de que iría a recogerle a las 13:00 horas, solía acudir a clase con algunos objetos de su padre, entre los que destacaban un pincel y un bastón.

Hoy en día este centro educativo ha desaparecido para ser sustituido por la Casa Hermandad de la Cofradía de la Paloma, que adquiere gran importancia durante la Semana Santa.

Y para terminar este recorrido picassiano…

“Cuando yo era niño, mi madre me decía: ‘Si llegas a ser soldado, serás general. Si cuando seas mayor eres monje, llegarás a ser Papa’. Pero en lugar de todo eso fui pintor y terminé siendo Picasso”.

Fragmento de Mi vida con Picasso, Françoise Gilot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada