Recorriendo España con Santiago Calatrava

Audaz, atrevido, polémico, rompedor, fantástico… los apelativos con los que se puede describir el estilo arquitectónico de Santiago Calatrava oscilan entre lo magnífico y lo problemático, habida cuenta el histórico de este espléndido arquitecto cuyas propuestas dan forma ya a célebres lugares del mundo. Si traemos a nuestra mente los diseños de Calatrava, los españoles pensamos en lugares como Valencia o Sevilla, pero sus construcciones se erigen en ciudades como Nueva York, Malmö (Suecia), Buenos Aires, Lisboa o Milwaukee.

Te invitamos a recorrer los mejores y más llamativos diseños de Santiago Calatrava a lo largo de la geografía española, para dejarte inspirar por sus formas fantasiosas, los semblantes limpios y posmodernos de sus fórmulas neo-futuristas y, por supuesto, para reconocer que, al principio, sus edificios contrastan, pero con el tiempo terminan convirtiéndose en auténticos iconos de las ciudades que los alojan.

Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia

Ciudad de las Artes y las Ciencias
Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia

Si su llegada no reformó por completo la imagen universal de Valencia, al menos sí proporcionó otra “forma de pensarla” en términos de arquitectura, sin la que ya no nos imaginamos la llamada “ciudad del Turia”. Santiago Calatrava se construyó su propio edificio-reputación en la ciudad de Valencia, su provincia natal, aunque en realidad es todo un conjunto de construcciones en las que participaron también otros arquitectos.

«Una obra faraónica que fue inaugurándose por partes entre 1998 y 2005, sin contar con las partes que no se llegaron a construir»

Sus principales edificios son el Hemisfèric: una construcción con forma de ojo que alberga una sala de proyecciones de cine IMAX, 3D, planetario, láser, etc.; el Museo de las Ciencias: un museo de divulgación científica con multitud de exposiciones interactivas; el Oceanográfic: el acuario oceanográfico más grande de Europa con 110.000 metros cuadrados; el Palacio de las Artes Reina Sofía, dedicado a la música y las artes escénicas; el Umbracle: un paseo ajardinado con especies vegetales tropicales y autóctonas bajo unos impresionantes arcos flotantes; y el Ágora: una plaza cubierta multiuso.

Sabías que…

  • El deseo de tener una Ciudad de las Artes y las Ciencias nació cuando en 1989, cuando el presidente de la Generalitat, Joan Lerma, se inspiró visitando la Cité des sciences et de l’industrie de París.
  • Con su pantalla cóncava de 900 metros cuadrados, el Hemisfèric tiene la sala de proyección más grande del país.
  • El diseño del arco de la entrada del Museo de las Ciencias canaliza el sonido de tal forma que permite a dos personas conversar perfectamente a 50 metros de distancia.

Auditorio de Tenerife

Cuesta pensar que la Orquesta Sinfónica de Tenerife viera venir una sede tan expresiva y evocadora como la que Santiago Calatrava imaginó para ella y que se hizo realidad entre 1997 y 2003: sin duda, el Auditorio de Tenerife es uno de los “edificios” más singulares no ya de Santa Cruz de Tenerife, sino de todo el archipiélago canario.

Auditorio de Tenerife Adán Martín
Auditorio de Tenerife Adán Martín

Sin una fachada clara, el auditorio que diseñó Calatrava cuenta con una espectacular sobrecubierta suspendida a 40 metros de altura que desafía la gravedad: una imagen de reminiscencias siderales a la que la ciudadanía juega a encontrar parecidos razonables: ¿una ola? ¿Un casco? ¿Una alineación de astros? El conjunto cuenta, además, con jardines, galerías, plazas,… con vistas al mar y a la ciudad, y con un sistema de iluminación que hace de él todo un espectáculo nocturno.

¿Te creerías que a su inauguración acudieron prestigiosos diarios internacionales como el Financial Times y The New York Times?

Te interesará: 10 lugares imprescindibles que visitar en Tenerife

El Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo

La singularidad y el capricho geométrico son marca de la casa en el universo de Santiago Calatrava, que dotó a la ciudad de Oviedo de uno de sus edificios más particulares: el Palacio de Exposiciones y Congresos. Eso sí, en este caso, los ciudadanos sí se han puesto de acuerdo con el parecido: le llaman “el centollu”.

Palacio de Exposiciones y Congresos.
Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo

La parte central, el Palacio de Exposiciones en sí mismo, cuenta con área de exposiciones, una sala multiusos de más de 400 metros cuadrados y, ¡atención!, un auditorio con más de 2.000 plazas. Sobre ellas, el toque Calatrava: una gran cúpula de acero inicialmente diseñada para ser móvil… aunque terminó siendo fija debido a problemas en el sistema hidráulico. La idea era que dicha “visera” se elevara para dejar al descubierto el espacio, cosa que el arquitecto defendió hasta el final, pero que no terminó haciéndose realidad.

«Sala de exposiciones, centro comercial, área de restauración, oficinas, un hotel de 150 habitaciones… y hasta un auditorio de más de 2.000 plazas»

El conjunto se “redondea” con un edificio en “U” alrededor, en donde se aloja un hotel y las oficinas de los Servicios Administrativos del Gobierno del Principado de Asturias. Si te fijas, apreciarás los enormes pórticos de acero (construidos cada uno de una pieza) sobre los que se sostiene.

Interior del Palacio de Exposiciones y Congresos (Oviedo)
Interior del Palacio de Exposiciones y Congresos (Oviedo)

Torre de Comunicaciones de Montjuic de Barcelona

Torre de Comunicaciones de Montjuic de Barcelona
Torre de Comunicaciones de Montjuic de Barcelona

La Torre de Comunicaciones de Montjuic tiene 136 metros de altura. Pero eso es lo menos interesante de todo. Lo mejor es su inesperada forma de elevar dicha altura, sobre una gran diagonal de notas abstractas, y una zona superior en la que se adivina el gesto del atleta olímpico sosteniendo la llama olímpica, ¿por qué no? No en vano, la torre se encuentra en el llamado Anillo Olímpico de Barcelona, y fue concebida por Santiago Calatrava con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992.

«La torre se inspira en la figura de un atleta griego, arrodillado para recoger su medalla»

Aunque nacida en un ambiente de polémica, nada extraño en los proyectos de Santiago Calatrava (llegó a ser acusada de ser “una intrusión”), hoy es uno de los iconos más fotografiados de la Villa Olímpica y su estilo neofuturista incluso ha dado forma al trofeo que se entrega al ganador del Gran Premio de España de F1.

Sabías que…

  • La torre actúa como reloj de sol, gracias a su ángulo alineado con el solsticio de verano, proyectando sobre la plaza la sombra de su vertical más alta.
  • El arco horizontal de la parte superior oculta los platos de comunicaciones, jugando a idealizar y “futurizar” el concepto mismo de las telecomunicaciones.
  • La base de la torre oculta un velado homenaje a Gaudí usando su característico revestimiento en “trancadís”.

Te interesará:

Puente del Alamillo de Sevilla

El Puente del Alamillo, que Santiago Calatrava diseñó con motivo de la celebración de Expo’92 de Sevilla, es todo un “viaje en el tiempo”, pues es una de las imágenes icónicas de la exposición universal, y con ella, de todo un momento de la historia de España. Tiene el valenciano talento para erigir “esfinges” que se convierten en iconos, ¿no es verdad?

Puente del Alamillo en Sevilla
Puente del Alamillo en Sevilla

Anota sus números principales: 250 metros de largo, ¡140 de altura!, con un mástil que se inclina hasta 58º para hacer de contrapeso y equilibrar el puente. Los técnicos lo titulan así: “puente atirantado de pilón contrapeso”, pero para los demás, una proeza estética que sirvió para integrar la otra orilla del Guadalquivir en la ciudad y que colocó a Sevilla en el mapa de la arquitectura internacional.

Si te acercas, crúzalo para acceder a la Isla de la Cartuja, donde se encuentra el Parque temático Isla Mágica o el Parque de la Cartuja.

Sabías que…

  • El puente iba a tener un hermano gemelo, idéntico, orientado al revés. Pero el presupuesto no dio para construir dos.
  • Tiene un misterio: aunque supuestamente se sustenta por los cables, estos no están tensos, lo que indica que el puente es autónomo, seguramente gracias a su contrapeso subterráneo de hormigón.
  • Su construcción requirió una de las grúas más grandes del mundo, capaz de izar 200 toneladas a 150 metros de altura.

Puente Lusitania de Mérida

Puente Lusitania de Mérida
Puente Lusitania de Mérida

480 metros de largo y un arco de 190 metros de altura con 23 pares de péndulas: son las señas propias del estilo Calatrava que también se aprecia en el diseño del Puente Lusitania de Mérida. Su llegada sirvió, por un lado, para conectar la zona del casco histórico, con la parte nueva de la ciudad de Mérida, y por el otro, auténtico detonante de su construcción, para liberar al famoso Puente Romano del desgaste que le producía el paso constante de los coches. El Puente Lusitania permitió la peatonalización del Puente Romano, ¡y la modernización de Mérida!

La estructura del puente está compuesta por unas plataformas de hormigón sostenidas por unos tensores de acero lanzadas desde un enorme y reconocible arco.

Sabías que…

  • 200 millones de pesetas fue el coste de este puente, que muchos consideran icono de “la Nueva Mérida”.
  • Cuenta con un carril peatonal elevado 1,5 m. que transita entre las dos vías para los vehículos a ambos lados del tablero, ¡anímate a cruzarlo!

Te interesará: La huella imborrable del Imperio romano tras su paso por Mérida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada