Singapur, el lujo asiático

Panorámica de Singapur

Puede que sea un destino que no sitúas en el mapa o que aún no has incluido entre tus viajes top para 2018, pero te aseguramos que Singapur tiene todo lo que puedes soñar de un destino asiático: un destino cosmopolita pero heredero de tradiciones milenarias, confluencia de culturas, con paisajes inimaginables y una vocación vanguardista inequívoca. Echa un ojo a nuestro post, porque seguro que este pequeño estado te va a seducir. ¡Singapur está de moda!

Lo más seguro es que llegues a Singapur en avión: el primer contacto con esta República de 5 millones de habitantes –uno de los países más densamente poblados del mundo- te va a marcar. El aeropuerto internacional de Changi es uno de los más hermosos, modernos y limpios del mundo. Te avisamos que no vas a poder dejar de hacer fotos durante todo tu viaje, así que ten bien preparado tu móvil o tu cámara para no perderte nada.

Ya has llegado a Singapur y te hacemos un resumen exprés de su apasionante historia: a medio camino entre Malasia e Indonesia, este diminuto estado se encuentra en el estrecho de Singapur. Su estratégica situación ha hecho de esta república una ciudad global, centro neurálgico –a una escala mundial- del comercio y las finanzas. Y por ello, a lo largo de la historia, Singapur ha pasado por las manos de los malayos, indonesios, indios y británicos. Como resultado, su población  y su cultura son de lo más variopinta. Pero no te preocupes: si hablas inglés lo tienes prácticamente hecho, ya que es uno de sus idiomas oficiales y lo habla la mayoría de sus habitantes.

 

Skyline de Singapur

Skyline de Singapur

Un skyline de ensueño

Eso sí, como te adelantamos, Singapur es un país volcado hacia el futuro: hace 200 años sólo era un pueblo de pescadores y ahora es una urbe con un skyline que agrupa algunos de los rascacielos más emblemáticos de las últimas décadas. De hecho, este skyline es de uno de sus máximos reclamos: para conseguir las mejores vistas te aconsejamos que subas al atardecer al Raffles Hotel y lo contemples disfrutando de un Singapur Sling (este conocido cóctel se inventó en su barra). Otra buena opción es la terraza del Mandalay Bay Sands.

Una perspectiva que merece la pena de la ciudad puedes obtenerla paseando por Marina Boulevard en dirección al Marina Bay, que es una de sus construcciones más emblemáticas. Tiene un espectáculo de luz y sonido que a diario sorprende a locales y visitantes. Y su restaurante de lujo en la terraza es una experiencia inolvidable.

 

 

Marina Bay, Singapur

Marina Bay, Singapur

Paseando por la Marina

El nombre de Singapur quiere decir “Tierra de Leones”, aunque aquí nunca habitaron los leones (y sí los tigres). No obstante, el león es símbolo de la ciudad y Merlion, un animal imaginario con cola de pez y cabeza de león, es todo un símbolo de la ciudad.

No puedes perderte la fuente que representa a esta fantástica criatura, que podrás encontrar en un precioso parque.

Tanto de noche como de día, la noria situada en la Marina, Singapore Flyer, es otra vista privilegiada en Singapur. Eso sí, con el pase turístico puedes ahorrarte las largas colas que se forman para subir.

 

 

 

 

Chinatown, Singapur

Chinatown, Singapur

Chinatown

La comunidad china en Singapur tiene una enorme importancia, ya que es la minoría con mayor presencia en el país. En 1820 llegó en primer barco con los primeros inmigrantes chinos, que se establecieron en el barrio de Telok Ayer.

Dos siglos después, su presencia se palpa en cada detalle del día a día de esta metrópoli. En este rincón, además, convive con mezquitas y templos hindús. Date un paseo por Pagoda Street y no te pierdas la deliciosa comida china de Singapur, que incorpora todo tipo de influencias.

En los hawker stores verás a los chefs mezclar distintas gastronomías sin reparo con irresistible resultado: pide un laksa, la especialidad local, y se te hará la boca agua.

 

 

 

Little India

Little India, Singapur

Little India, Singapur

La segunda comunidad en importancia es la India: en 1819 llegaron los primeros criados indios al servicio de Lord Raffles. A partir de esa fecha, la prosperidad de Singapur atrajo a miles de inmigrantes indios. Sri Veeramakaliamman es el principal templo hindú, levantado a finales del siglo XIX. Su particularidad belleza y la solemnidad de sus celebraciones son un must en tu visita. Y no olvides callejear por Little India y dejar un hueco en tu estómago para su comida india.

Las zonas de ocio en Singapur son otra de sus principales atracciones. Puedes disfrutar de una copa o ver tiendas en Clarke Quay, donde también encontrarás un parque de atracciones. En Boat Quay, el antiguo centro financiero de la ciudad, podrás elegir entre una enorme variedad de bares y restaurantes: es uno de los barrios favoritos de los extranjeros que residen en Singapur, por lo que el ambiente es de lo más sofisticado.

Y para ir de compras, Orchard Street es el sitio perfecto. Centros comerciales con importantes firmas de moda, hoteles de lujo… y para rematar la jornada de shopping, tómate un cóctel en  la terraza de Istana Park.

 

Y un poco de naturaleza

También hay lugar para la aventura en Singapur. El Zoo de Singapur, con más de 28 hectáreas de extensión, te muestra algunas de las especies más exóticas de su biodivesidad. Tigres blancos, orangutanes o rinocerontes blancos son algunas de las 3.600 animales que podrás admirar. Y por último, sólo para los más trasnochadores, proponemos un Safari Nocturno. Apasionante, ¿verdad?

Singapur atesora el encanto de lo exótico, con los mayores lujos que puedas imaginar. ¿Te animas a descubrir uno de los destinos más de moda del planeta? Pues echa un vistazo a nuestra web o acércate a una de nuestras agencias de Viajes El Corte Inglés: nuestros expertos te asesorarán y te organizarán a medida el viaje de tus sueños a Singapur. ¡Te estamos esperando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada