Skyros, la isla auténtica

Atardecer en Skyros

Vaaaaaale, reconozco que escribo mucho sobre las Islas Griegas. ¡Pero es que me encantan! Además, son muchas y hay vida más allá de las más conocidas. La última que he visitado es Skyros (Esciros), perteneciente al Archipiélago de las Espóradas, y quiero compartir con vosotros mis impresiones sobre ella.

Quizás la característica más destacable es su autenticidad. Al estar lejos de los circuitos turísticos tradicionales, mantiene intacto su carácter rural, griego y mediterráneo. Y ojo, que esto no significa que otras Islas Griegas lo hayan perdido – incluso en Mykonos, la más conocida e internacional de todas, es posible encontrar esa autenticidad con que profundices un poco, también en temporada alta -. Pero sí es cierto que en Skyros son más evidentes estos rasgos.

Belleza de Skyros

Belleza de Skyros

Este hecho, como todo en la vida, tiene su lado positivo y su lado negativo. Del primero destacaría la tranquilidad que ofrece. De lo segundo conviene señalar que la infraestructura turística es limitada. Aunque eso no es necesariamente malo.

Aunque bastante desconocida, tiene bastante importancia en la mitología griega. Es aquí donde Aquiles se escondió hasta que Ulises lo encontró y se lo llevó a luchar a la Guerra de Troya (donde finalmente encontraría la muerte). Y es también el lugar al que se retiró Teseo a pasar sus últimos días tras una vida plagada de aventuras, incluyendo la muerte del famoso Minotauro de Creta.

Los pueblos de Skyros

Skyros es una isla dividida claramente en dos mitades, algo que se aprecia según el avión la sobrevuela para aterrizar: la mitad sur es agreste y montañosa, con apenas alguna casa dispersa, mientras que el norte es verde y fértil, con importantes masas boscosas y el grueso de las poblaciones que, en cualquier caso, son bastante pequeñas.

Panorámica de Chora

Panorámica de Chora

La más importante y capital de la isla es Chora. Como ocurre en otras islas griegas, se trata de una población encaramada en una colina, y presidida por los restos de un antiguo Kastro o castillo bizantino y el Monasterio de Agios Georgios. La empinada subida hasta aquí se ve recompensada por unas vistas increíbles, especialmente al atardecer. Las animadas callejuelas se llenan de vida especialmente al caer el sol, cuando los lugareños salen a pasear, a tomar el fresco y charlar a la puerta de casa, o a disfrutar de los agradables bares y restaurantes que salpican el lugar.

A los pies de Chora están las playas de Magazia y Molos, las más grandes de Skyros. Y a continuación se encuentra el Cabo Pouria, donde podrás comer o tomarte algo en un antiguo molino a pie de mar (Anemomylos), así como visitar la Iglesia de Agios Nikolaos, excavada en una enorme roca. Justo enfrente se encuentra un conjunto de islotes que reciben el curioso nombre de “Islas de los vampiros”. En una de ellas podrás divisar la Iglesia de Agios Ermolaos.

Otra población interesante es Linaria, en la que se encuentra el puerto al que llegarás si decides ir a la isla en ferry en lugar de en avión. De aquí zarpan también los barcos que ofrecen un recorrido por la costa sur de la isla, y que te permiten admirar sus escarpadas paredes y bañarte en las aguas turquesas de sus cuevas y en las bellas playas del cercano islote de Sarakino. En esta población podrás también degustar un magnífico pescado fresco y disfrutar de las vistas desde el Bar «Kavo«. También merecen la pena las vistas desde la Iglesia de Agios Nikolaos.

Igualmente te recomiendo una visita a la pequeña población de Atsitsa. La puesta de sol desde la cafetería «Utopia«, con las viejas estructuras de piedra que conectaban las minas con el mar recortadas en el horizonte, es digna de ser vista.

Playas en Skyros

Barcas en la playa de Skyros

Barcas en una playa de Skyros

En cuanto a playas, además de las tres ya mencionadas anteriormente, te recomiendo Kalogria, Aherounes – donde el 15 de agosto hay una importante celebración religiosa en conmemoración de la Virgen -, Kalamitsas y, sobre todo, Pefkos – desde la cercana Iglesia de Agios Panteleimonas obtendrás unas espectaculares vistas -. Estas cuatro cuentan con tumbonas y sombrillas gratuitas, siempre y cuando consumas algo en los chiringuitos que las proporcionan (los precios son ridículos). Igualmente merecen la pena las playas de Kira Panagia, el Cabo Markeki y Agios Fokas, aunque en este caso necesitarás llevarte tu propia sombrilla porque son prácticamente vírgenes. También lo es la Playa de Palamari, donde además encontrarás un interesante yacimiento arqueológico que data de la Edad de Bronce (años 2500-1800 a.C.).

¿Qué ver en Skyros?

Culturalmente hay tres lugares de interés:

– El Museo Arqueológico, en el que, además de restos históricos (incluyendo algunos encontrados en Palamari) podrás ver una réplica de una casa tradicional esciria.

– El Museo Faltaits está dedicado al folklore local. Entre las festividades más importantes de la isla se encuentra el Carnaval.

– La Tumba de Rupert Brooke, poeta inglés conocido por sus sonetos escritos durante la Primera Guerra Mundial (siendo “El soldado” el más famoso). En la Plaza Kyprou de Chora hay una estatua dedicada a este autor.

Tortuga boba

Tortuga boba

Entre otras especies de animales, en Skyros hay tres en peligro de extinción: una raza autóctona de caballos enanos que se pueden ver en diversos centros de recuperación, focas monje (Monachus monachus) y tortugas bobas (Caretta caretta).

Finalmente destacaría la gastronomía local. Si bien es cierto que ofrece los mismos platos que cualquier otra isla, están cocinados de una forma totalmente distinta a la que me he encontrado hasta ahora. Se podría decir que resulta más “suave”.

Y sí hay algo que no había probado antes, llamado ladópita que, si bien no es exclusivo de Skyros, en otras islas se considera más un postre. Aquí, sin embargo, es una masa de pan frito sobre la que se suele poner un tipo de queso local, pero también puede llevar tomates, albahaca y casi cualquier ingrediente.

¿Conoces Skyros o alguna otra de las Islas Espóradas? Por favor, compártelo con nosotros:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada