Top destinos 2018

Toronto

¿Todavía no has reservado tus vacaciones de verano? ¿Se te ha echado el tiempo encima? ¿Te falta inspiración a la hora de elegir tu destino? Pues no te preocupes, porque te vamos a poner los dientes largos con los destinos top de moda donde disfrutar de playas, naturaleza, cultura y exotismo, lejos de masificaciones. Te contamos todo lo que puedes hacer en los destinos que estarán de moda este verano, así que adelántate a tus amigos para presumir de que “tú fuiste primero”.

 

Escapada urbana a Hamburgo

Llevas años escuchando hablar del hype de Berlín, pero Harburgo está ganando puntos como destino de moda en Europa. Esta ciudad marinera es a todos los efectos ‘El Puerto de Alemania’, lo que le otorga una personalidad imbatible. No olvides que fue Puerto Hanseático y fue la ciudad elegida por The Beatles para salir por primera vez de su Liverpool natal y abrir su camino al mundo.

Hamburgo

Hamburgo

Comienza por el Puerto, el auténtico símbolo de la ciudad. Recorre sus paseos para echar un vistazo a su incesante actividad y aprovecha para hacer un alto en el camino en cualquiera de los bares o restaurantes donde encontrarás la esencia auténtica de Hamburgo. Desde ahí podrás divisar sin problemas la Iglesia de San Miguel, con su icónico campanario. Esta estructura daba la bienvenida a los marineros que se aproximaban al puerto hamburgués, así que se ha convertido en otro de los elementos especialmente reconocibles. Puedes entrar en esta preciosa iglesia barroca, subir a su campanario y experimentar unas vistas increíbles.

Pero si quieres reanudar tu paseo, párate en el barrio de San Pauli. En su momento era frecuentado por marineros, buscando en sus tabernas bebida y entretenimiento, pero en la actualidad, jóvenes y artistas se han hecho fuertes y ahora es la zona más trendy de la ciudad. Investiga sus tiendas y bares, ¡te sorprenderán! Si realizas tu visita por la noche, aún mejor, porque encontrarás a tu paso multitud de espectáculos y animación. Parada obligada es la Reeperbahn, el lugar donde The Beatles actuó a principios de los años 60, antes de alcanzar el estrellato.

Una visita interesante es el mercado de pescado de Hamburgo. Productos fascinantes de todo el mundo se dan cita, pero si quieres ver pescado, la lonja está abierta al público los domingos de 5 a 9 de la mañana. ¡Vas a tener que madrugar!

Otro lugar que merece la pena es el Arkaden Alster, una galería con arcos de estilo veneciano donde podrás sentarte en una terreza a disfrutar de una bien merecida cerveza.

Y si te gusta callejear, vas a pasarlo de lo lindo en el Speicherstadt, un complejo de antiguos almacenes donde se guardaban los bienes procedentes de todas las partes del mundo. Si lo visitas por la noche, disfruta al 100% de su cuidada iluminación haciendo el recorrido por los canales a bordo de un barco.

Como ves hay mucho por descubrir en Hamburgo. ¿Te animas a conocer la ciudad este verano?

 

Toronto

Toronto

Frescura y vitalidad en Toronto

Toronto es la ciudad más importante de Canadá, su centro neurálgico donde inglés y francés conviven en armonía. Los meses de verano son el momento perfecto para acercarse y descubrir las maravillas que se despliegan a orillas del lago Ontario. Te vas a encontrar con una ciudad vibrante y llena de influencias, no en vano el lema de la ciudad es “La Diversidad es nuestra Fuerza”.

El Puerto de Toronto en verano es un lugar delicioso. Tienes terrazas, restaurantes y cafeterías de todo tipo, espectáculos y un extenso paseo para sentarte y contemplar las idas y venidas de los locales, que adoran disfrutar de su tiempo libre en el exterior. Otra de las actividades favoritas de sus habitantes es disfrutar de los meses estivales en la Islas de Toronto. Si el tiempo acompaña, puedes incluso darte un divertido chapuzón, así que no te dejes el bañador en el hotel. Eso sí, te advertimos que solo podrás llegar por barco. Tómate tu tiempo para pasear y para hacer la foto más bonita de su skyline.

Como te hemos señalado, la diversidad es una de las características más importantes de Toronto. Y eso se refleja en su urbanismo: conviven diversos barrios ‘nacionales’. Adentrarte en Chinatown es como pasear por Shanghai, podrás probar las mejores especialidades italianas en su Little Italy. Pero no te pares ahí, continúa tu visita descubriendo su Little Portugal o sus barrios ruso, ucraniano, polaco, lituano, pakistaní o indio. Te recomendamos consultar el calendario de festivales locales, porque te encontrarás más de un barrio en fiesta a lo largo del verano.

Kensington Market es otra zona de la ciudad que se ha convertido en un ‘must’ por su carácter alternativo. Está a dos pasos de Chinatown y seguro que encuentras aquello que buscas en sus pequeñas tiendas bohemias. En los últimos años, Distillery District también se ha puesto de moda. En esta zona se concentraban varias fábricas de whiskey, que hoy albergan restaurantes y tiendas que en verano se llevan de vida. Por último, te destacamos otra zona ‘trendy’ de Toronto que no puede faltar en tu visita: West Queen West. Es el barrio del diseño, donde los creadores más vanguardistas tienen sus estudios y sus tiendas. Vas a poder comprar singulares prendas de ropa vintage o probar los croissants artesanos más deliciosos.

Si quieres unas fotos alucinantes de Toronto, has de subir a la Torre CN. Se trata del emblema de la ciudad, inaugurada en 1975 y durante años, la estructura más alta del mundo. Sube a su piso más alto (a 440 metros del suelo) y disfruta de las vistas sin igual que te ofrece.

Tu viaje a Toronto te dejará un insuperable sabor de boca. Así que, ¿por qué no te animas a visitar uno de los destinos de moda de este verano?

 

Miami Beach, para los más disfrutones

Miami Beach

Miami Beach

Miami es mestizaje, glamour y diversión. El reclamo de sus playas y buen tiempo ha ido evolucionando hasta construir una ciudad caleidoscópica con una personalidad fascinante que ofrecer a su visitante. Nadie es extranjero en Miami. Cruza el charco este verano y vive la experiencia tú mismo. ¡No vas a querer marcharte!

Nada más típico que dar un paseo por Ocean Drive y disfrutar de la brisa del mar Caribe, mientras admiras los fabulosos edificios históricos de Miami. El Art Decó fue el estilo elegido para levantar los ánimos de los estadounidenses durante la Gran Depresión. Lo reconocerás por sus colores pastel, sus formas geométricas limpias y rotundas y sus inconfundibles letreros de neón. La mayoría de estas construcciones tienen un siglo pero se mantienen en perfecto estado y son el puro espíritu de Miami. Aprovecha y date un atracón de fotografías: merece la pena. Ocean Drive es vivir un capítulo de ‘Corrupción en Miami’ o ‘CSI Miami’ o en la película ‘El Precio del Poder’ (’Scarface’).

En este paseo vas a poder hacer algún alto en el camino para probar la rica gastronomía de Miami. De todo lo que vas a poder desgustar (desde un marisco extraordinario hasta un guiso de caimán), el Cuban Sandwich es una de las delicatessen más típicas. Su origen hunde sus raíces en la inmigración cubana, la más influyente en la historia de la ciudad.

Ocean Drive también es el lugar para salir de fiesta por la noche y ver los neones encendidos. ¡Si todavía no sabes bailar salsa, ponte las pilas!

Little Habana es otro de los must de esta ciudad. El 98% de los residentes de este barrio son latinos, así que no vas a tener ningún problema si el inglés no es tu fuerte. Recorre la Calle Ocho, prueba la deliciosa cocina cubana, siéntate en el Parque Máximo Gómez y echa una partida al ajedrez con los abuelos del barrio y despéjate con un auténtico café cubano.

Si quieres ponerte los dientes largos, coge una de las excursiones en barco a Bahía Vizcaína. Podrás ver (desde lejos) las mansiones más lujosas, como la de Gloria Estefan, Shakira o Julio Iglesias.

Y no olvides South Beach, otra de las playas que quita el hipo. Sus arenas, sus aguas y sobre todo, su ambiente, hacen de esta playa una de las más icónicas del mundo. Déjate llevar por una ciudad llena energía, historia y mestizaje donde disfrutar de la vida es obligatorio. ¿Te hemos convencido?

 

Omán, exotismo y naturaleza

Omán

Omán

Omán conserva el auténtico encanto de Arabia, parece sacada de alguna leyenda de Simbad el  Marino, sus paisajes no tienen rival y es un destino todavía por descubrir. ¿Necesitas más razones para hacer tu maleta?

Si otros destinos de la zona están masificados y llenos de nuevas construcciones, el sultanato de Omán mantiene su fisionomía, su urbanismo y arquitectura. Su capital, Mascate, es un claro ejemplo: solo hay que echar un vistazo a la principal mezquita del país, la Mezquita del sultán Qaabos. Destila elegancia y sobriedad por sus más de 400.000 metros cuadrados. Verás mármoles y lujosas decoraciones pero sin excesos, buscando siempre el equilibrio. Y tendrás la misma sensación en el edificio de la Ópera de Mascate. Aprovecha las horas más frescas del día para pasear por el centro histórico de la capital, sus centenarios fuertes construidos por los portugueses para preservarla de los ataques de corsarios o sus tiendas de artesanía (sus cerámicas son una maravilla).

Otro paseo imprescindible es por Mutrah: verás las mansiones coloniales de estilo francés, el paseo marítimo La Corniche, con sus agradables terrazas para saborear una limonada con menta bien fresquita al caer la noche. Y también aprovecha para echar un vistazo a su zoco, donde también podrás adquirir la artesanía local.

Pero lo más interesante está fuera de la capital. Una de las visitas más interesantes es al desierto: las dunas de Wahiba te dejarán sin habla. De color terroso (casi caramelo), algunas alcanzan los 150 metros. Lo ideal es contratar una excursión y hacer noche en uno de los resorts de allí. Las sensaciones que te transmitirá el desierto serán únicas.

Otra de las escapadas más recomendadas es Jebel Shams, que en árabe quiere decir “montaña del sol”. Se trata del pico más alto del sultanato y se levanta más de 3.000 metros por encima del nivel del mar. Desde ahí puedes hacer el recorrido por el ‘Gran Cañón’ de Arabia, Wadi Ghul, no vas a dar crédito a lo que ves: un agua extremadamente turquesa, flanqueada por las altísimas paredes de piedra caliza casi blanca. Es todo un espectáculo.

Salalah es otra de las ciudades destacadas de Omán. Entre julio y septiembre, las lluvias transforman por completo esta zona. Su verdor intenso te transportará a cualquier otra parte del mundo. Es conocida como la capital del incienso, que encontrarás a granel en sus mercados, y de los perfumes (estos los encontrarás en pequeñas cantidades, como debe ser). Lo que no debes perderte son sus impresionantes playas, de arenas blancas, casi infinitas.

¿A que de repente tienes unas ganas irrefrenables de visitar Omán?

Pues ya sabes, sea cual sea tu destino, nuestros agentes te asesorarán. ¿Dónde nos vamos este año?

No te pierdas el top destinos de 2017

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada