¿Sabías que… España cuenta con 15 ciudades catalogadas como Patrimonio de la Humanidad?

Toledo

A las que hay que sumar otros 30 monumentos y espacios naturales, hasta un total de 45, lo que convierte a España en el tercero del mundo con mayor número de espacios con esta distinción, sólo superado por Italia (51) y China (50). Además, Castilla y León es la región líder en bienes culturales Patrimonio de la Humanidad, con un total de 8, superando en 2 a otras zonas tan importantes como la Toscana y Lombardía en Italia.

¿Quieres saber cuáles son estas ciudades españolas premiadas por su importante y excepcional valor universal para la Humanidad? Sigue leyendo y descubre las del norte y centro peninsular.

 

Santiago de Compostela (La Coruña)

Santiago de Compostela

Santiago de Compostela

Siendo, como es, meta de un Camino universal -a su vez reconocido como “Patrimonio de la Humanidad” – transitado desde hace siglos, en realidad ya contaba con este título antes incluso de que le fuera otorgado en 1985.

Los millones de peregrinos que han llegado a ella durante todo este tiempo, además de ganar el Jubileo, pueden disfrutar de un vasto legado monumental y artístico del que quizá su máximo exponente sea la barroca Plaza del Obradoiro, en la que encontramos la impresionante Catedral, el Pazo Xelmírez (Palacio Episcopal), el Pazo de Raxoi (sede del Ayuntamiento), y el Hostal de los Reyes Católicos (antiguo hospital de peregrinos, hoy Parador de Turismo).

 

Tarragona

Tarragona

Tarragona

El pasado romano de Tarraco, la que fuera primer emplazamiento militar del Imperio de Roma fuera de la Península Itálica, punto de partida para la conquista de lo que llegaría a ser Hispania, y posteriormente capital de la provincia romana de Tarraconensis (o Hispania Citerior), llevaron a la UNESCO a nombrar a Tarragona “Patrimonio de la Humanidad”.

De este pasado se conservan numerosos vestigios, entre los que destacan los restos de las Murallas Romanas, de los Foros Provincial y Colonial, del Circo, del Teatro y del Anfiteatro. No lejos encontramos un Acueducto, el Arco del Triunfo de Bará, y restos de la Torre de los Escipiones. Pero no sólo de Roma vive la capital de la Costa Daurada, ofrece otros muchos atractivos que la convierten en una visita casi obligada.

 

Ávila, Salamanca y Segovia

Plaza Mayor de Salamanca

Plaza Mayor de Salamanca

La magnífica Muralla Románica de Ávila es motivo más que suficiente para que esta sobria ciudad castellana sea “Patrimonio de la Humanidad”. Pero sus joyas arquitectónicas no se quedan ahí. Sus numerosas iglesias, conventos y edificios monumentales nos hablan del importantísimo pasado histórico de Castilla, lo mismo que su casco histórico medieval. Aquí dejaron sus huellas romanos, vetones, visigodos y musulmanes antes de la Reconquista en el siglo XI. Entre los numerosos lugares a visitar, podemos destacar la Catedral del Salvador (ejemplo de transición del románico al gótico), la románica Basílica de San Vicente, el Palacio del Rey Niño, o la Iglesia-convento de Santa Teresa de Jesús, la hija más famosa de la ciudad.

Salamanca es ciudad universitaria por antonomasia. No en vano, la suya fue la primera que se fundó en España y la tercera en Europa. La fachada plateresca de las Escuelas Mayores (la de la rana) es sólo una de las innumerables paradas obligatorias de esta ciudad: la barroca y bellísima Plaza Mayor, el romántico Huerto de Calixto y Melibea, la gótica Catedral Nueva (siglo XVI) y la románica Catedral Vieja (siglo XII), la Clerecía, el Convento de las Dueñas, el Convento de San Esteban, la Casa-museo de Unamuno, la Casa de las Conchas, el Palacio de Monterrey, la modernista Casa de Lis, y un larguísimo etcétera.

Segovia es mucho más que su célebre Acueducto Romano (que, por cierto, no tiene ningún tipo de argamasa que una sus más de 25.000 bloques de granito) y su riquísimo cochinillo. Es también un Alcázar que irremediablemente nos recuerda a los castillos de los cuentos. Es el Monasterio de San Antonio el Real (que conserva intactos sus techos artesonados de estilo mudéjar). Es la Catedral de Santa María, la última que se construyó en estilo gótico en España. Es la Iglesia del Corpus (que otrora fuera una importante sinagoga) y la Judería. Es la Casa de los Picos y la Casa de la Moneda (el edificio industrial más antiguo de Europa). Y es más, mucho más.

Cuenca y Toledo

La Cuenca actual es fruto de un pasado que comenzó en el Paleolítico pero que alcanzó su máximo exponente con la llegada de los musulmanes y la posterior reconquista cristiana. Pero lo que realmente caracteriza a esta ciudad castellano manchega es sin duda la acción del agua y el viento sobre la piedra. Y es que Cuenca en sí es un enorme mirador sobre las hoces de los ríos Júcar y Huécar. Las vistas desde sus miradores y puentes te dejarán sin palabras. Entre otros edificios notables hay que visitar las famosas Casas Colgadas, la Catedral (una de las primeras de estilo gótico que se construyeron en España), los llamados “Rascacielos” o el Ayuntamiento.

 

Monasterio de San Juan de los Reyes, Toledo

Monasterio de San Juan de los Reyes, Toledo

Toledo es sinónimo de Historia. Habitada desde el Neolítico, los romanos la llamaron “Toletum“. Posteriormente fue capital del Reino Visigodo, de uno de los Reinos Taifas de Al-Andalus, y de la Corte Imperial de Carlos I. Pero si por algo es particularmente conocida Toledo es por la convivencia y tolerancia que durante años hubo entre cristianos, judíos y musulmanes. Es por ello que se la conoce como la “Ciudad de las Tres Culturas”. Imposible nombrar toda su riqueza arquitectónica, así que destacaremos su Alcázar, la gótica Catedral de Santa María, el también gótico Monasterio de San Juan de los Reyes, el Museo-Hospital de Santa Cruz, la mudéjar Santa María La Blanca (que fuera una de las numerosas sinagogas de la ciudad), el Cristo de la Luz (otrora mezquita), la Sinagoga del Tránsito, o la Casa-Museo de El Greco. Las vistas al atardecer desde el Parador de Turismo son insuperables.

 

Alcalá de Henares (Madrid)

La cuna de Miguel de Cervantes (cuya casa natal podemos visitar), atesora numerosos atractivos que justifican sobradamente su título de “Patrimonio de la Humanidad”: desde importantes yacimientos arqueológicos de la romana Complutum, a un casco histórico medieval que nos habla de la convivencia entre cristianos, judíos y musulmanes, pasando por magníficos edificios renacentistas y barrocos, y sin olvidar su Universidad, una de las más antiguas de España – creada en 1499 por el Cardenal Cisneros, por sus aulas pasaron, bien como maestros, bien como alumnos, personajes de la talla de San Juan de la Cruz, Lope de Vega, Quevedo, Calderón de la Barca o Jovellanos, entre otros muchos -.

 

Más información sobre las Ciudades Patrimonio de la Humanidad en España:
http://www.ciudadespatrimonio.org/presentaciondelgrupo/index.php

Cuéntanos cuáles son tus rincones favoritos de estas ciudades aquí:

Encuentra tu viaje soñado a las Ciudades Patrimonio de la Humanidad en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada