Menorca y sus calas que enamoran

Al pensar en hacer un viaje para recorrer Menorca lo que no puedes perderte son sus únicas y maravillosas calas. Estas encierran espectaculares piscinas naturales, casi paradisiacas y de aguas vírgenes. Os invitamos a descubrir las 10 mejores calas de Menorca, tan increíbles como las de Macarella, Pregonda, Galdana, y tirant. Morell entre otras.

Cala en Bosch

Cala Bosch

Cala en Bosch

La playa de Cala en Bosch, de arena blanca y fina, se encuentra a unos 12 km de Ciudadela. Se ubica entre Marina de Cala en Bosch y Punta de Sa Guarda, tiene unos ochenta metros de longitud y una anchura de las mismas dimensiones. La playa es la primera que encontrarás al visitar la costa sur menorquina y es una de las más frecuentadas de la zona durante los meses de verano.

La cala se caracteriza por tener forma de “U”, en unos cantiles de baja altura donde hay una amplia oferta de hoteles que la rodean, los cuales ofrecen todo tipo de comodidades.

También es una opción ideal para familias con niños debido a que se puede aparcar justo en la playa y cuenta con todas las facilidades como servicios y duchas.

Cala Macarella y Macarelleta

Cala Macarella

Cala Macarella

La playa de Macarelleta está situada a 14 kilómetros de Ciudadela, entre las Calas de Macarella, que es la mayor, y la Cala Macarelleta, la cual recibe esta denominación por sus dimensiones diminutas. Esta playa presume de aguas vírgenes ya que se encuentra aislada en el margen oriental de la Cala Macarelleta.

En esta zona la costa gana altura, se vuelve inaccesible (excepto por la irrupción de mangas de mar) y es donde se encuentran bellas zonas de baño y maravillosos refugios marítimos. La Cala Macarelleta tiene forma de concha y gracias a sus condiciones marinas y subacuáticas es mejor para fondear embarcaciones que la Cala Macarella, ya que está más resguardada.

Un día de sol y mar en esta zona te permitirá disfrutar sin duda de este auténtico paraíso de Menorca.

Cala Escorxada

Cala Escorxada

Cala Escorxada

Cala Escorxada es una de las visitas imperdibles de Menorca, sin importar la época del año. Se encuentra situada a solo 11,4 km. de la ciudad de Ferrerías, en la costa sur de Menorca, rodeada de parajes, vistas extraordinarias y abruptos terrenos idílicos para rutas de senderismo.

La playa no solo atrapa por su belleza y su paisaje sino por la increíble ensenada de 200 metros en la que se encuentra. También hay un lugar para atracar con embarcaciones menores. La arena es fina y blanca, el agua tranquila, cristalina y de un azul claro, característica composición de playa del sur de Menorca.

La cala tiene una situación exclusiva, fundamentalmente porque no está urbanizada, y tiene un camino de difícil acceso a la playa por lo que es menos frecuentada. Por tanto, la playa cuenta con un valor natural incalculable por la exclusividad que la envuelve.

Cala Galdana

Cala Galdana

Cala Galdana

La Cala Galdana es una de las playas más largas de Menorca. Puedes llegar tanto desde Mahón como desde Ciudadela.

La playa cuenta con una zona de baño inmensa que mide más de 500 metros de longitud. Es un sitio ideal para encallar tu embarcación si es de calaje mediano o pequeño, solo hay que tener cuidado con las boyas de seguridad para los bañistas. Debido a su extensa zona de baño, es ideal para las familias y grupos de turistas que vienen a disfrutar de un día de sol y playa.

La playa esta urbanizada por lo que cuenta con casi cualquier servicio que necesites: hay numerosos lugares para comer, alojarse (apartamentos, hoteles y aparta-hoteles), supermercados, farmacias y, asimismo, alquileres de embarcaciones a motor, kayaks, stand up paddle y equipo de buceo, entre otras cosas.

Cala Galdana es semejante a otras playas del sur de Menorca, por lo que tiene arenas finas y blancas, sin olvidar las aguas cristalinas que aportan el atractivo que hará que no te quieras ir.

Se organizan excursiones a las vecinas calas de Macarella y cala Mitjana. En el sendero que une la cala Galdana con cala Macarella se encuentra “the Barracks”, las ruinas de una construcción erigida en el siglo XVIII por los ingleses. El trayecto no supera los tres kilómetros e invita a caminar entre pinos.

Cala Mitjana

Cala Mitjana

Cala Mitjana

Cala Mitjana es una extraordinaria playa virgen a la que puedes llegar tanto desde Ciudadela como desde Mahón. La cala es de 80 metros de arena en línea de contacto con el agua, por unos 30 metros de profundidad desde la orilla.

La playa tiene todas las singularidades de las playas del sur de Menorca, como la arena fina y blanca, y sus aguas cristalinas turquesas que muestran el fondo marino del área.

Cala Mitjana es la hermana mayor de cala Mitjaneta, una cala muy pequeña con poca arena, que debido a sus pequeñas dimensiones ofrece espacio para unas cuatro o cinco personas. Lo que significa que, si tienes la suerte de encontrarla vacía, es el lugar ideal para ir en pareja, con los amigos o la familia. La micro cala está protegida de los vientos del sur por la forma de la boca hacia el mar.

También puedes llegar con kayaks, embarcaciones y otros servicios desde cala Galdana y, del mismo modo se puede llegar desde esta cala a las vecinas cala Trebalúger o cala Escorxada, ideal para los amantes del senderismo.

Cala Morell

Cala Morell

Cala Morell

Cala Morell está situada al norte de Ciudadela. La playa es de unos 50 metros de ancho y unos 5 metros de largo.

En los laterales de la cala se encuentra abundante vida marina, debido a que hay una mezcla de arenas y rocas, lo que contribuye a la variedad de peces que habitan en la zona.

La singularidad de esta cala es que, debido a su forma de “L”, proporciona un ambiente muy protegido, y cuenta con plataformas de cemento para facilitar las zonas de baño.

Lo que realmente cautiva al visitante no es tanto la playa como los acantilados, por la peculiaridad de sus formas, así como la proximidad de la Necrópolis de Cala Morell, la cual se puede visitar y transmite una sensación única sabiendo que estás en cuevas de origen prehistórico.

Cala Morell es un destino especialmente interesante para los amantes del submarinismo, pues su fisionomía le protege de los vientos del norte y eso ha propiciado unos fondos marinos especialmente atractivos.

Cala Pilar

Cala Pilar

Cala Pilar

Cala Pilar está situada entre las ciudades de Ciudadela y Ferreries, más concretamente en la pendiente cercana al castillo Menorca. Ubicada entre la cala de Els Alocs y la Punta des Carregador, y protegida por el islote de S´Escull de Cala del Pilar.

La cala tiene forma de concha, abierta al oleaje cuando sopla el viento de Tramontana excepto por el diminuto islote que la protege relativamente. Se compone de una mezcla entre arena y grava, la cual se rodeada por las colinas de Marina de Santa Elisabet, con coloración en las rocas de un rojizo oscuro, el cual es típico de la zona norte de Menorca.

En la parte trasera de Cala Pilar puedes encontrar una fuente natural de agua potable muy apreciada por los turistas, ya que en esta playa no se ofrecen casetas SOS o baños.

Cala Pregonda

Cala Pregonda

Cala Pregonda

Cala Pregonda es una de las playas más valoradas y emblemáticas de Menorca. Una de las singularidades de esta cala es su riqueza geológica, muy superior a la de otras playas de Menorca, lo que le confiere un valor extraordinario tanto para los turistas como para los menorquines.

La playa se caracteriza por su arena gruesa de color panoja y sus aguas cristalinas. Se considera una cala virgen, ya que se encuentra situada entre dos macizos ferruginosos y unos islotes frente a ella cuyo efecto es el de aplacar el oleaje del norte. Para los amantes del buceo, la cala ofrece una gran cantidad de arrecifes intermedios, lo que hace que sea una de las mejores experiencias de Menorca. En los extremos de la playa hay una gran cantidad de vida marina a pocos metros de profundidad.

Debe su nombre al islote menor, donde se puede ver una roca de una forma singular, ya que parece una figura religiosa rezando. Debido a su situación, la cala no está cerca de ninguna urbanización ni ningún municipio, lo que lo convierte en un sitio extraordinariamente tranquilo, cuando menos en los meses de verano en los que tanto los turistas como los menorquines vienen a sumergirse en sus aguas.

En el área hay tres calas:  Pregonda, que es la más grande, seguida de Pregondó, la cual es una pequeña cala que encontrarás antes de cala Pregonda; y para acabar, El Escullar de Pregonda, que es el islote más grande y tiene su propia cala a la que puedes llegar en una pequeña embarcación o nadando, pues no está lejos de la costa.

Cala Tirant

Cala Tirant

Cala Tirant

Cala Tirant está ubicada cerca de Fornells. Está formada por un entrante de unos 600 metros de largo y 500 metros de ancho. En el fondo hay una espaciosa playa que cubre sus tres cuartas partes con arena. En lo que se refiere a la superficie del arenal es muy hermoso, la arena es fina y dorada, y con un oleaje moderado.

La cala es visitada tanto por los turistas y menorquines en verano, como por grupos de surfistas en invierno cuando sopla el viento de tramontana. Puedes entrar en el mar casi un centenar de metros sin tener que nadar. Tierra adentro, hay una permanente zona húmeda con vida animal, así como dunas de arena y matorrales.

Se divide en dos zonas de baño separadas por una pequeña colina a través de una pasarela de madera. La zona de la derecha es la más pequeña y protegida mientras que el arenal de la izquierda de la playa es más grande y se encuentra más expuesto al oleaje.

Ofrece multitud de servicios, dentro de los que se incluye vigilancia media, zona de deportes náuticos y asistencia de Cruz Roja.

Cala en Turqueta

Cala Turqueta

Cala Turqueta

Cala en Turqueta es una de las playas más famosas y conocidas tanto por los visitantes como por los locales. Está situada cerca de Ciudadela.

Es una cala de aguas vírgenes de forma semicircular dividida en dos por una lengua de rocas bajas de unos 400 metros desde la boca de la zona de playa hasta mar abierto, y con una anchura de 100 metros. La playa de fina y blanca arena con aguas de un color turquesa que le da nombre por su inolvidable belleza.

Puedes echar anclas en un sitio contiguo a la playa, para poder disfrutar de un día soñado en la playa si vas con una embarcación pequeña o mediana.

¿Te hemos convencido ya?

1 Comentario

  1. no sabia que españa tenia los lugares mas increibles y bonitos definitivamente cuanto todo esto pase voy a darme una vuelta por su hermoso pais , esas aguas color turquesa cautivan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada