Un viaje gastronómico por Marruecos

Casablanca

Si hay algo con lo que nos podemos trasladar a Marruecos, es su gastronomía.

Sus sabores especiados, sus aromas, sus platos coloridos… nos hacen viajar con los cinco sentidos al país en el que la tradición culinaria reúne a amigos y familiares alrededor de la mesa.

¿Quieres sentir que paseas por la Medina para degustar sus platos o ser un comensal en el mítico Café Rick’s de la película Casablanca? ¡Es fácil! Toma papel y lápiz y sigue estas maravillosas recetas marroquíes.

Cous-Cous, el plato estrella

Cous Cous

Cous Cous

El plato nacional,el Cous Cous,  el más conocido de la cocina marroquí, a base de sémola y acompañado de verduras, cordero o pollo. Nunca falta en los restaurantes magrebíes ni en sus fiestas tradicionales.

Hay variaciones dependiendo de los ingredientes que se usen. Voy a seguir la receta que aprendí en mi viaje al norte de Marruecos.

Es una receta sabrosa y fácil de hacer. Para ello necesitas, para unas 4 personas:

  • 500g de cous cous
  • 60g de uvas pasas
  • 200g garbanzos cocidos
  • 150-200g almendras
  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias grandes
  • 2 calabacines grandes
  • 1 muslo grande de pollo por persona
  • Especias (existen ya preparados de especias que nos recuerdan a los sabores marroquíes)

Lo primero que haremos será hidratar las pasas en vino dulce durante un par de horas, que se vayan hinchando y cogiendo el aroma.

Pelamos las almendras, las hervimos durante 10 minutos y después se fríen hasta que adquieran un color dorado.

Cortamos la cebolla en juliana y la caramelizamos con azúcar de caña.

Sellamos la carne en aceite y la guisamos con especias típicas de Marruecos. Reservamos el caldo.

Cogemos caldo del guiso del pollo y cocemos las verduras en otra olla aparte.

En otra olla, con el mismo caldo del pollo antes reservado, calentamos los garbanzos previamente cocidos.

Cocemos el cous cous. Para ello hervimos 500ml de agua con una pizca de sal. Cuando hierva el agua apartamos el cazo del fuego y añadimos el cous cous. Lo removemos hasta que absorba el agua y quede suelto.

Servimos el cous cous en un plato grande y alrededor ponemos las verduras formando un círculo. Encima de la masa del cous cous servimos el pollo, y encima servimos bien adornado los garbanzos, las pasas, la cebolla caramelizada y las almendras. ¡Ya está listo para presentar en la mesa!

¿Te atreves a probarlo o realizar cualquier variante? Puedes sustituir las verduras o incorporar otras, añadir otro tipo de carne o prescindir de ella. Es una receta totalmente flexible. Cuéntanoslo en los comentarios.

Pastela dulce y té moruno

Té Moruno

Té Moruno

Como el primer plato es completo y saciante, ¿pasamos directamente al postre?

Los postres de Marruecos son dulces y entre sus ingredientes destacan la miel, los dátiles, la canela, las almendras, los pistachos y los higos secos entre otros.

Vamos a preparar la pastela de leche, un dulce que se sirve en bodas y otras celebraciones.

Para una pastela de 4 personas necesitas:

  • 5 hojas de masa brick
  • 75 gr almendras fritas o crocanti de almendras
  • 300 ml de leche fría
  • 45 gr de azúcar
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1 ramita de canela
  • 1 cucharada sopera de aroma de azahar

En primer lugar preparamos la salsa de leche, también llamada knaffa. Añadimos a un cazo 200 ml de leche, la canela en rama, el azúcar y el aroma de azahar. Lo ponemos a fuego medio hasta que hierva la leche y lo dejamos apartado.

En un vaso echamos 100 ml de leche fría y lo mezclamos con la maicena. Cuando se enfríe la leche hervida en el paso anterior, añadimos la leche con la maicena y lo ponemos a fuego medio-bajo removiendo continuamente para que no se pegue, hasta que se espese la salsa.

Cortamos las hojas de masa de manera circular, utilizando un molde redondo o un plato grande, y las freímos en abundante aceite. Cuidado en este paso porque se queman muy rápido. Las ponemos sobre papel absorbente.

Finalmente montamos el plato. Para ello alternamos cada lámina con un par de cucharadas de salsa y el crocanti (si no tenemos crocanti, trituramos las almendras fritas). En la última capa echamos más cantidad de salsa y almendras y ¡listo para comer!

El toque final a la comida lo da el té moruno. Un té verde con abundante azúcar y hojas de hierbabuena. ¡Riquísimo! ¡Comentad cómo os ha quedado este delicioso menú!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentar entrada