Política sobre cookies

Viajes El Corte Inglés S.A. utiliza cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad (tanto general como personalizada) en base a un perfil elaborado a partir de tu hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas), para optimizar la web y para poder valorar las opiniones de los productos adquiridos por los usuarios.

Para administrar o deshabilitar estas cookies haz click en Configuración de Cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Pulsa el botón Aceptar Cookies para confirmar que has leído y aceptado la información presentada.

Después de aceptar, no volveremos a mostrarte este mensaje, excepto en el caso de que borres las cookies de tu dispositivo.

¡Financiable!
1 noche desde
100,73
Precio por habitación, impuestos incluidos

AC Hotel Diagonal L´Illa by Marriott

  • Negocios
  • Diseño
  • Shopping
  • Urbano

Avinguda Diagonal, 555, 08029 Barcelona

Valoraciones

4.5 sobre 5

Basado en 293 comentarios

  • Ubicación

    4.5 sobre 5
  • Calidad/Precio

    4.0 sobre 5
  • Habitaciones

    4.5 sobre 5
  • Limpieza

    4.5 sobre 5
  • Servicios

    4.5 sobre 5
  • Calidad del sueño

    4.5 sobre 5

Descripción

Ubicación: En AC Hotel Diagonal L'Illa un hotel de cuatro estrellas rodeado por jardines y boutiques de lujo, un lugar ideal para los amantes del entorno urbano y las compras. El hotel está ubicado en uno de los...

Disponibilidad

¿Cuándo quieres alojarte en AC Hotel Diagonal L´Illa by Marriott?

Descripción general

Ubicación:
En AC Hotel Diagonal L'Illa un hotel de cuatro estrellas rodeado por jardines y boutiques de lujo, un lugar ideal para los amantes del entorno urbano y las compras. El hotel está ubicado en uno de los centros comerciales más grandes de Barcelona, a pocos minutos a pie del estadio de fútbol Camp Nou y el palacio real de Pedralbes. Además, está muy bien conectado con el centro urbano.

Características del establecimiento:
En AC Hotel Diagonal L'Illa un hotel de cuatro estrellas rodeado por jardines y boutiques de lujo, un lugar ideal para los amantes del entorno urbano y las compras. El hotel está ubicado en uno de los centros comerciales más grandes de Barcelona, a pocos minutos a pie del estadio de fútbol Camp Nou y el palacio real de Pedralbes. Además, está muy bien conectado con el centro urbano.

Habitaciones:
Te sentirás como en tu propia casa en una de las 103 habitaciones con aire acondicionado, minibar y máquina de café espresso. La conexión a Internet wifi te permite comunicarte con los tuyos, y en tus ratos libres podrás entretenerte con el televisor de pantalla plana de 49 pulgadas con canales internacionales. El baño con ducha está provisto de bidé y secador de pelo profesional.

Instalaciones:
Con gimnasio abierto 24 horas y una terraza cubierta, no te quedará ni un minuto libre. Se ofrece también conexión a Internet wifi gratis y servicios de conserjería.

Restauración:
El restaurante del hotel ofrece vistas panorámicas preciosas a la famosa avenida Diagonal de Barcelona. Tiene una terraza a tu disposición para comer algo en el AC Lounge ubicado en la segunda planta. Ofrece una carta variada de snacks y tapas del momento.

Datos de Interés:
Las instalaciones para eventos de este hotel incluyen centro de conferencias y salas de reuniones. Hay un aparcamiento sin asistencia (de pago) disponible.

Información adicional

Check-in

Desde15:00h

Check-out

Hasta12:00h

Servicios

  • Accesibilidad

    • Adaptado para personas con discapacidad
  • Acceso a internet

    • Wifi gratis
  • Actividades - Tiempo libre

    • Gimnasio
  • Aparcamiento

    • Parking concertado de pago en las proximidades
  • Generales

    • Aire acondicionado
    • Caja fuerte
    • Guardaequipajes
    • Restaurante
  • Servicios

    • Ascensor
    • Atención en varios idiomas
    • Bar-Lounge
    • Caja fuerte en recepción
    • Calefacción
    • Paraguas disponibles
    • Recepción 24 horas
    • Salas de reunión
    • Servicio de habitaciones
    • Servicio de lavandería
    • Servicios de tintorería
    • Terraza
    • Tiendas en el hotel

Opiniones del hotel

4.5 sobre 5

Basado en 293 comentarios

  • Ubicación

    4.5 sobre 5
  • Calidad/Precio

    4.0 sobre 5
  • Habitaciones

    4.5 sobre 5
  • Limpieza

    4.5 sobre 5
  • Servicios

    4.5 sobre 5
  • Calidad del sueño

    4.5 sobre 5

Comentarios destacados

  • CarlosAndreu

    Enorme habitación en una ubicación excelente

    Habitación: 517 Fecha de entrada: 28/10/2020 Tarifa: Situado en el centro comercial de L'Illa, en la misma Diagonal ocupando un voluminoso edificio de seis plantas en granito blanco con enormes ventanales cuadrados. Todo ello descansando sobre una planta baja a modo de zócalo en cristal y acero negro. La enorme acera de la avenida realza todavía más el acceso, ubicado junto a una de las bulliciosas entradas al centro de comercial y de ocio. Entre dos altas macetas con plantas y en medio de una larga pared de cristal encontramos una estrecha puerta giratoria, que hemos de empujar pesadamente y a la que se accede tras subir un incómodo escalón. Al otro lado de la puerta una generosa recepción cuadrada. Sensación moderna y amplia. Música suave con toques electrónicos de fondo. Suelo de mármol gris, paredes en madera y cristal. Techos altísimos y mucha luz que viene de las cristaleras que dan a la Diagonal. A la izquierda un pasillo estrecho termina en una escalera de caracol. A la derecha, una mesa grande de madera con un centro de flores y varias sillas alrededor de una biblioteca con libros y revistas. Al fondo, un sofá delante de una pared gris con varias molduras en escayola con luces retranqueadas haciendo como un mural. A la derecha, dos pequeños mostradores individuales, en madera clara con algunos detalles en ámbar. Detrás, toda la pared de madera. Sensación de orden y limpieza en los puestos de trabajo. Nos atiende un joven sumamente amable. El trámite es un rollo: el DNI, la tarjeta de crédito como garantía, el... pero al menos lo hace amablemente preguntándonos por el viaje y dándonos algunas indicaciones y consejos sobre el hotel, sus servicios y los servicios que podemos encontrar en el centro comercial. Por fin nos entrega en una carpetita de cartón la tarjeta que hace de llave de la habitación y nos indica el camino de los ascensores, que quedan al fondo a la izquierda. Son dos, de enormes puertas, algo oscuros, con un espejo al fondo y paredes de madera, suelo de moqueta oscura, enorme botonadura metálica, una pegatina con la información a cuidad por el covid y dos puntos de luz en el techo. Las puertas se abren a un enorme hall que distribuye las habitaciones a derecha e izquierda en unos enormes pasillos, jalonados con enormes columnas redondas de hormigón gris. Suelo de moqueta gris muy suave, techos de color blanco y puertas de color gris oscuro sobre las que hay una lamparita. La cerradura funciona por contacto con la tarjeta. Una vez dentro de la habitación dos sensaciones. Por un lado la amplitud, y por otro la enorme luminosidad que aporta el gigantesco ventanal del fondo de la habitación, que ocupa toda la pared y ofrece vistas a la Diagonal. Cerramos la puerta, que tiene en su parte trasera un espejo de cuerpo entero y una cadena de seguridad para cerrarla. Suelo de madera clara limpia y cuidada y paredes en madera un poco más oscura. A la izquierda la ranura para activar la iluminación y bajo ella un largo maletero de metal rematado en un mullido capitoné de piel. A continuación un armario sin puerta con varias baldas con la caja fuerte en una de ellas, varios cajones, y una barra retroiluminada de la que cuelgan varias perchas normales con el logo de la cadena. Se ofrece también una tabla de planchar y una plancha metida en una bolsa de tela negra. En la pared de la derecha encontramos la puerta de cristal opaco del baño con un tirador en forma de bola metálica. Un paso más adelante el enorme dormitorio. Paredes cubiertas en madera. De tan grande quizá quede algo desangelado. A la derecha el display del aire acondicionado que funciona silenciosamente, pero no demasiado eficazmente. Unos botones seleccionan la temperatura y otros la potencia y se ve reflejado en una pequeña pantalla digital. A la derecha queda también la cama, grande para ser individual, justa para ser doble, vestida en blanco con cuatro almohadas de distinto grosor y dureza envueltas en suaves sábanas blancas con un ribete en gris. El colchón es de enorme calibre, cómodo y mullido. Vestido con un edredón ligero. Se encuentra empotrada en un cabecero de piel gris oscura. A cada lado sendas mesillas de madera con una balda de cristal en el interior. En una de ellas el mando a distancia envuelto en plástico, una botella de agua mineral y una toallita con gel hidroalcohólico. En la otra el teléfono moderno típico de la cadena. Sobre ambas interruptores para apagar las luces de la habitación y enchufes para los aparatos electrónicos. Por encima y ancladas a la pared dos lámparas rectangulares y largas de metal y pantalla en color crudo. Luz amarillenta más cálida que potente para la lectura. El juego de luces se completa con dos puntos de luz en el techo sobre el escritorio, una tira de led bajo el armario, otra bajo el escritorio y otra que recorre todo el foscurit. En el enorme espacio que queda al fondo de la habitación y bajo la ventana, que no es practicable, hay una mesa ovalada y dos sillones de piel gris. Un visillo leve blanco y un foscurit gris anclado a la pared en ambos lados cubren la enorme cristalera con vistas a la ciudad. La luz no entra durante la mañana. La insonorización del edificio por dentro es algo mejorable. Se escuchan los ruidos en la habitación contigua, aunque el hotel es claramente tranquilo y más en este momento de pandemia. Quizá por la ventana se escuche demasiado el pesado tráfico de la avenida. A la izquierda del dormitorio un largo escritorio demasiado bajo para trabajar, y sin silla delante. Es simplemente una madera apoyada sobre sendas patas metálicas. Sobre ella una bandeja de cortesía con una cafetera nespresso con algunas cápsulas de café, azúcar, vasos y una botella de agua mineral. Por debajo de la mesa, el minibar, vacío, que hace demasiado ruido y acabamos desenchufándolo. El baño mantiene el mismo suelo de madera que el resto de la habitación, pero algo más deteriorado por culpa de la humedad. Enfrente de la puerta un armario de madera abierto en el que encontramos una toalla de manos y un secador de pelo metido en una bolsa de tela negra. Bajo él una papelera de metal oscuro. La parte de arriba del armario es una encimera de silestone blanco con un lavabo moderno y poco profundo, algo incómodo para lavarse bien las manos. Grifería monomando moderna con escaso caudal. Una pastilla de jabón rectangular metida en una caja de cartón con el logo de la cadena es la única amenitie que se ofrece. Dentro de la ducha encontraremos un bote de gel y otro de champú. Encima del conjunto un gran espejo con dos puntos de luz en el techo para iluminar. A la derecha de la puerta queda el inodoro con la cisterna exenta y frente a él un bidet. A la izquierda, junto a dos pequeñas perchas, una gran cabina de ducha con suelo suave en color blanco y una mampara de cristal de techo a suelo. El grifo monomando se remata con una alcachofa de teléfono con buen caudal, presión y temperatura. Una toalla de baño cuelga de la barra, y en una pequeña bandeja rinconera encontramos los botes de gel y champú. Junto a la entrada de la ducha, en el suelo, doblado un pie de ducha con el logo de la cadena igual que el resto de la lencería blanca, cuidada y mullida. Por la mañana, en una planta intermedia con vistas a la Diagonal se sirve el desayuno en mesa. Un simpático y eficaz camarero nos sirve lo que le pidamos de la elección de la carta que incluye tortilla de patata (congelada), fruta, tostadas, mantequilla y mermelada, tomate triturado, aceite, bacon crujiente y recién hecho, zumos variados, agua, bollería crujiente y caliente recién hecha y un estupendo café. En la despedida en recepción el mismo joven amable que estaba en la llegada se preocupa interesado por nuestro descanso y por si necesitamos alguna cosa para continuar nuestro viaje. Calidad/precio: Servicio: 8.5 Ambiente: 8 Habitación: 8.5 Baño: 8.5 Estado de conservación: 8.5 Desayuno: 8

    4.0 sobre 5
  • Adolfo M

    Weekend un Marriot

    Es un bello hotel por dentro, muy moderno, por fuera insignificante. La comida envidiable, la atención esmerada pero rayando en la impertinencia. El servicio en la recepción óptimo. Muy confortable, más o menos céntrico y casi dentro del Centro Comercial, así que las compras estarán garantizadas.

    3.0 sobre 5
  • Monica S

    Magnifico Hotel situado en la Diagonal

    Hotel perfecto en Barcelona, situado en la Diagona y en un centro comercial con jardines. El desayuno, brutal. Había de todo, para todo tipo de personas y en abundancia, con varias cosas caseras y locales. La habitación amplia y no se escucha nada, las camas muy buenas. El personal amable y con gran atención. Ideal para familias y negocios.

    5.0 sobre 5
  • pilarg50

    Excelente

    Maravilloso hotel situado justo al lado de uno de los accesos al centro comercial de L'Illa.Habitacion amplia y con vistas al parque,la cama super comoda y el desayuno muy bueno y variado.Las chicas de recepcion,de Granada,Carmen e Irene super atentas y amables.Sin duda repetiria.

    5.0 sobre 5
  • SANTI675

    EXCELENTE ¡¡¡

    Maravilloso hotel ubicado en la Diagonal, integrado al Centro Comercial LÍIIa pero completamente independiente, forma parte del prestigiado grupo hotelero Marriott, zona residencial, de negocios y comercio, apartada del bullicio del centro de Barcelona, ideal para los que ya conocen la ciudad y quieren comodidad y tranquilidad.

    5.0 sobre 5

Los comentarios expresan las opiniones personales de los clientes de Viajes El Corte Inglés que han completado el cuestionario tras su estancia en el hotel. Estas opiniones no representan necesariamente las de Viajes El Corte Inglés. ©2020 TripAdvisor LLC. All rights reserved.