Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Pulsa el botón de ACEPTAR para confirmar que has leído y aceptado la información presentada. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.

Pareja abrazada disfrutando de un circuito

Circuitos por Suiza

¡Upss! Lo sentimos, no se han encontrado circuitos en el país seleccionado. Por favor, haz una nueva búsqueda o selecciona un destino más abajo

Circuitos por Suiza

El país de los 1.500 lagos

Suiza es uno de los mejores países para contemplar imágenes de postal. Conocido por su política de neutralidad, el chocolate o su diversidad lingüística, Suiza es un país compacto: no hay ningún lugar a más de 75 kilómetros de la frontera más cercana y 15 de los 26 cantones colindan con otros países. Esto hace que viajar por Suiza sea fácil, cómodo y rápido y donde pasar del silencio de un valle alpino a la vida vibrante de una ciudad moderna como Zúrich es un una realidad.

Suiza está perfectamente situada en el corazón de Europa y se puede llegar fácilmente en avión, en tren y en coche.

Ginebra
Ciudad de habla francesa, situada entre los picos cercanos de los Alpes, sede europea de la ONU y sede principal de la Cruz Roja se llama también "capital de la paz", combina una tradición humanitaria con un aire cosmopolita.

Zurich
Zúrich, ciudad cosompolita, cuenta con variados museos, un gran festival gastronómico y la vida nocturna más animada de Suiza. Zúrich se encuentra entre las ciudades con una mayor calidad de vida del mundo.

Ciudad económica y financiera,  sede del Banco Nacional Suizo y de la mundialmente famosa Bahnhofstrasse, una de las zonas comerciales más lujosas del mundo.

Basilea
Basilea es una ciudad cultural para sibaritas que con sus más de 40 museos concentra el mayor número de museos del país. Además, la ciudad cuenta con un hermoso centro histórico, arquitectura moderna y el río Rin que invita a dar largos paseos.

Zermatt
Este pueblo vacacional sin tráfico está rodeado de montañas de gran altitud: Monte Rosa, Dent Blanche y Cervino. Gracias a los remontes de montaña y a los funiculares puede acercarse mucho a los imponentes glaciares y rocas. Desde Zermatt, el legendario Glacier Express comienza su viaje hacia St. Moritz.

Ya en Zermatt la vista se abre al Cervino. La incomparable pirámide de roca es aún más imponente cuando se contempla directamente desde el mirador del Gornergrat a 3100 m (10.170 pies).

Condiciones